Minerva Piquero

¿Te acuerdas de Minerva Piquero? Por unas horas ha vuelto a colocarse delante de las cámaras

La inolvidable 'chica del tiempo' asistió a la gala de los Premios Ari, celebrada en el Teatro Real

por hola.com

Minerva Piquero (Oviedo, 1967) ha reaparecido ante las cámaras durante la gala de los Premios Ari, celebrada anoche en el Teatro Real. La inolvidable 'chica del tiempo' posó para los fotógrafos con la mejor de sus sonrisas y un estilismo de lo más romántico. Apostó por un vestido negro de gasa con apliques dorado y un recogido deshecho adornado con una diadema. Hacía mucho que no la veíamos en un evento público, ya que después de media vida dedicada a la televisión decidió cambiar de rumbo. Minerva llegó a Antena 3 en la década de los 90. Comenzó en la cadena desde los inicios de la misma y además de dar el parte meteorológico también presentó los Informativos (1992-1993), varias galas e incluso las campanadas de 1990.

VER GALERÍA

Tras más de 14 años en Antena 3, en 2004 fichó por Televisión Española para acompañar a José María Íñigo en Carta de ajuste, un programa nostálgico que emitía imágenes de los años 60, 70 y 80 procedentes de los archivos de la cadena pública. Un año después, TVE le brindaba la oportunidad de conducir El sábado, un show de humor que venía a cubrir el hueco que había dejado el controvertido Noche de fiesta, de José Luis Moreno. "Es un programa clásico de humor, que se diferencia de otros en que no parodiamos a personajes famosos. Todo son historias nuevas. También habrá música, pero las canciones serán unas parodias y haremos con la letra lo que nos apetezca", explicó en su momento. Sin embargo, no contó con el apoyo de la audiencia y acabó desapareciendo. Se retiró entonces de la televisión durante cuatro años, pero en 2009 regresó para conducir Madrid Hoy, en la cadena Onda 6 TV  y posteriormente, un informativo en la desaparecida La 10, propiedad de Vocento. 

VER GALERÍA

En 2010 abrió las puertas de la casa en la que vivía con su marido, Mario Andrade, y sus dos hijos (Gabriela y Lucas) a El Mundo. En la entrevista reconocía que le gustaba mucho su trabajo y que deseaba seguir en la televisión, faceta que compaginaba con su puesto en la agencia de comunicación GetArs (2002-2012). 

VER GALERÍA

Minerva Piquero, en una imagen de 2009

Fuera de las pantallas de televisión, desde enero de 2012 asume las funciones de Directora de Comunicación y RRPP del grupo de agencias Dentsu Aegis, multinacional que engloba a las empresas Carat, Vizeum, Posterscope, iProspect e Isobar, y en su perfil de Linkedin se presenta así: "20 años trabajando en diferentes proyectos de TV, presentando, escribiendo, creando. Más de 13 años trabajando la comunicación desde otros ángulos, creciendo y aprendiendo cada día. Entiendo la comunicación como la herramienta más importante del ser humano; la habilidad para llegar, transmitir, seducir, convencer y motivar. La fuerza de la energía cuándo es natural. Ahora estoy haciendo caminos nuevos en la comunicación empresarial y corporativa, sigo creciendo y descubriendo horizontes. Creo en la gente. Me apasiona mi trabajo".

En 2013 volvimos a verla tras superar un problema de salud, del que habló así ante los medios. "Hay veces que las hormonas te traicionan, pero ya estoy muy bien", dijo. Para evitar especulaciones, explicó que se trataba de hipotiroidismo. "Lo que más llamó la atención fue que, en cuestión de poco tiempo, había ganado 20 kilos. Como yo ya no estaba en la tele todos los días y, además, nunca he sido muy amiga de saraos, no se me había visto en un acto público durante bastante tiempo. Pero hace año y medio aparecí con ese sobrepeso tan llamativo y los comentarios fueron terribles", contó en un artículo publicado en El Mundo.

VER GALERÍA

Minerva Piquero, en una imagen de 2002

"Si una mujer cualquiera engorda no pasa nada, pero si eres conocida (y la gente es tremenda, muy cruel), todo cambia. Fui a un acto en calidad de directora de comunicación de una agencia de medios y, muy a mi pesar, tuve que pasar por el photocall. Un periodista se me acercó con un micrófono, y antes de decirme: ‘Hola’, o interesarse por aspectos profesionales me preguntó: ‘¿Cómo estás tan gorda?’. Es terrible. Y tienes que aguantar la sonrisa y pensar, dios mío, qué triste que, 23 años después de haber empezado una carrera profesional, lo único que puedas contar de interés sea el motivo de tu sobrepeso", añadió. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie