marina-danko-hijo-EP

Marina Danko y su hijo Andrés se embarcan en una nueva aventura empresarial

Ambos se muestran muy contentos de trabajar juntos mano a mano

por hola.com

Marina Danko comienza el año ilusionada y brindando por su nuevo proyecto profesional, una 'boutique' de joyas situada en la calle Conde Aranda de Madrid que lleva su nombre. Un negocio que ha montado junto a su hijo Andrés, quien se ha encargado de llevar a cabo el proyecto y quien estará al mando en el día a día. El martes abrían sus puertas y presentaban a la prensa y sus amigos el resultado final. 

El hijo pequeño de la diseñadora de joyas también ha estado presente en la confección de cada pieza. Ambos están felices de trabajar juntos y, aunque a veces tienen alguna que otra disputa, unen ideas y debaten la línea a seguir. Y es que Marina sabe que el negocio es suyo y deja que lo lleve a su gusto.

VER GALERÍA

Guapísima con un vestido multicolor de escote 'V' que combinó con pendientes de borla y flecos fucsia, la colombiana irradia felicidad. A pesar de que ha sido un año complicado tras el fallecimiento de Palomo Linares, padre de sus tres hijos, Marina puede decir que 2017 le ha dado muchas cosas bonitas. Desde que hace tres años apareciese Fabio Mantegazza en su vida, la diseñadora reconoce ser una mujer feliz consigo misma. 

Al lado de este magnate suizo ha pasado el fin de año y ahora, con la llegada de los Reyes Magos, ha regresado a nuestro país para estar con sus hijos y repatir los regalos propios de estas fechas. Y es que, aunque la diseñadora vive la mayor del tiempo en Lugano, donde el empresario tiene su residencia habitual, siempre está muy pendiente de Sebastián, Miguel y Andrés, que han vivido estas fechas con especial dureza tras la pérdida de su padre. Los tres hijos del diestro poco a poco vuelven a la normalidad y continúan centrados en sus proyectos profesionales. 

VER GALERÍA

- Fallece el diestro Sebastián Palomo Linares, tres días después de haber sido operado del corazón

Viviendo el momento tan bonito en el que está Marina, la colombiana sólo puede pedir al 2018 mucha salud y, por qué no, ser abuela. Que sus hijos dieran por fin el paso de la paternidad sería algo que colmaría su alegría y ya piensa cómo sería llevar a sus nietos entre sus brazos. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie