La hija de Sara Montiel sale de su retiro para acudir al juicio al estafador de su madre

La hija de Sara Montiel 'sale de su retiro' para acudir al juicio al estafador de su madre

Thais Tous llegó acompañada de su hermano Zeus a la Audiencia Provincial de Madrid, donde se juzga al exadministrador de la actriz

por hola.com

Hacía mucho tiempo que no la veíamos, pero Thais Tous ha querido salir de su retiro para acudir a la Audiencia Provincial de Madrid, donde ha llegado acompañada de su hermano, Zeus Tous. La hija de Sara Montiel siempre ha sido una mujer muy discreta que ha vivido alejada de los focos y, desde que falleció su madre en abril de 2013, lo es todavía más. Sin embargo, ha querido 'salir de su retiro' para acudir al juicio a Francisco Fernández Peñalver, el que fuera administrador de su madre, que en mayo de 2008 fue nombrado administrador único de tres sociedades a través de las cuales gestionaba la actividad profesional y el patrimonio inmobiliario de la actriz y cantante.

La propia Sara Montiel le denunció por estafa en 2010 y, ahora, la Audiencia Provincial de Madrid juzga esta causa en la que la Fiscalía pide seis años de prisión para el acusado y le imputa un delito continuado de apropiación indebida, además de exigirle que pague a los dos hijos de la actriz manchega una indemnización de 344.707 euros, cantidad de la que supuestamente se apropió indebidamente.

VER GALERÍA

Tal y como publica la Agencia EFE, según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, Sara Montiel y el acusado mantenían una relación de confianza por la que la actriz le otorgó poderes de administración en virtud de escritura de 13 de junio de 2008 e incluso le nombró tutor en el caso de que pudiera ser incapacitada. El acusado realizaba las gestiones de Sara Montiel a través de las sociedades Música y Estrellas, Linche y Elpi.

El fiscal explica que Francisco Fernández Peñalver realizó ese mismo año traspasos y disposiciones de efectivo no justificado desde las cuentas de la artista a otra de la que él era titular. Por otra parte, relata que en 2009, en su calidad de administrador único de Elpi, alquiló dos viviendas en Madrid, y explica que una estaba a su nombre y los pagos del alquiler se los hacía a él mismo.

VER GALERÍA

También en su condición de administrador de Elpi, abrió una cuenta con un límite de 150.000 euros y garantía hipotecaria constituida sobre un apartamento de su propiedad. Posteriormente el acusado cargó en dicha cuenta talones y ordenó transferencias que fueron abonadas a otra de la que era titular. Además, parte de esta cantidad la destinó a la compra de un vehículo valorado en casi 100.000 mil euros.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie