nuriaroca2

Nuria Roca ‘pasa página’ arropada por su familia en su peor momento profesional

La presentadora conducía el programa matutino ‘A tota pantalla’ desde el 12 de septiembre en la cadena autonómica TV3 hasta el pasado jueves 26 de octubre

por hola.com

Arquitecta técnica, Nuria Roca, de 45 años, comenzó en 1994 su andadura profesional en televisión dentro de Canal 9 con La Sort de Cara pero fue cuatro años después, en el 98, cuando saltó a la fama con el programa sobre animales Waku-Waku en TVE. Desde entonces, Roca ha sido una de las caras más populares del medio, pasando por diversas cadenas de televisión. Dio el salto a los reality shows con La isla de los famosos, Gran Slam o Factor X. Presentó las campanadas en TVE al lado de Ramón García en 1999 y también probó suerte como actriz de la mano de Emilio Aragón con Javier ya no vive solo para Telecinco. En radio hemos escuchado a Nuria Roca en programas como Atrévete o Lo mejor que te puede pasar. Finalmente, demostró que otra de sus virtudes era la de escribir y ha publicado cinco libros, Los caracoles no saben que son caracoles o Para Ana (de tu muerto), entre otros.

Casada con el periodista y escritor, Juan del Val el 6 de octubre de 2000 en la localidad El Puig, Valencia, Nuria es mamá de tres hijos: Juan, Pau y Olivia. La pareja ha compartido numerosos proyectos profesionales como en el estudio de radio en Melodía FM con Lo mejor que te puede pasar o escribiendo libros conjuntos como Lo inevitable del amor. Actualmente, Del Val se encuentra en plena promoción de su último proyecto, Parece Mentira, libro con el que el autor se ha sincerado con su público.

VER GALERÍA

Precisamente fue este verano cuando Nuria Roca abandonó la radio para comenzar su nuevo proyecto en TV3 con el magacín A tota pantalla. A la presentadora no sólo se le sumaba el reto de volver a la televisión sino también tuvo que cambiar su lugar de residencia a Barcelona y dejar a su marido y a sus hijos entre semana en la capital.  Un esfuerzo que la valenciana asumió para sentarse de nuevo ante las cámaras.

El primer programa en antena fue el pasado 12 de septiembre, poco después se vio interrumpido por la actualidad política de Cataluña y ahora ha llegado inesperadamente a su fin el jueves 26 de octubre con un burofax de La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), según la misma presentadora valenciana cuenta en su red social 'Twitter’.  "Hasta el pasado miércoles estuve trabajando y reformateando el programa por expresa petición de los responsables de contenidos de la cadena. De manera sorprendente y repentina ayer jueves recibí un burofax en el que se me comunicaba mi despido sin argumentar motivo alguno", confiesa Nuria.

Asimismo, la presentadora valenciana no ha querido entrar a valorar la situación y, de momento, opta por guardar silencio, aunque ha anunciado que ya contará más adelante su versión de los hechos. Afectada por lo acontecido, Roca ha decidido afrontarlo de forma positiva y ha publicado un video anunciando que ‘pasa página’ a través de 'Instagram', donde todos sus espectadores le han mandado sus mejores deseos y suerte en el futuro próximo.

 

#pasarpágina

Una publicación compartida de NURIA ROCA (@nuriarocagranell) el

Tras el sorprendente despido, Nuria Roca se ha arropado en su familia para aliviar el disgusto del repentino despido el jueves pasado. Aunque ella ha sido más prudente, sólo ha compartido una imágen  haciendo footing y otra de su hija Olivia con su primos durante este fin de semana, sí que sabemos cuales han sido sus planes por su pareja. El escritor ha protagonizado en 'Instagram' un vídeo contando que iban a estar el domingo en la Plaza Mayor de Madrid, donde se celebraba la Feria del Libro de Otoño de la capital. Desde las 12 horas, Juan del Val iba a estar firmando ejemplares de su libro Parece mentira y citaba cariñosamente como "artista invitada impertinente" a Nuria.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie