lidia

Lidia Torrent y Matías Roure regresan a casa tras vivir el paso del huracán Irma en Cuba

La pareja ha relatado su experiencia en redes sociales

por hola.com

Lidia Torrent y Matías Roure pusieron rumbo a Cuba a finales de agosto para disfrutar de unas merecidas vacaciones tras meses de intenso trabajo en First Dates. Lo que parecía un viaje de ensueño –a juzgar por las imágenes que compartían en sus respectivas redes sociales- se ha convertido en una auténtica odisea al vivir en primera persona el paso del huracán Irma. Lidia y Matías tenían previsto volver a España el pasado 10 de septiembre, pero ha sido ahora cuando han podido regresar a casa, tal y como han explicado. 

La pareja ha hecho frente al huracán sin soltarse de la mano. De hecho, la camarera de First Dates agradece el apoyo de su chico en estos difíciles momentos con estas bonitas palabras: “Gracias por haber sido incansablemente fuerte, por haber matado juntos la impotencia a abrazos, por lidiar con malas noticias día sí y día también, por nunca habernos sentido desafortunados y seguir pensando que la suerte está de nuestro lado”. Matías, por su parte, ha destacado lo "orgulloso" que se siente de Lidia por la "fuerza" que ha demostrado.

Aunque reconocen que no han sido "ni los más damnificados ni los más perjudicados”, señalan que han vivido situaciones muy desagradables estos días, sobre todo, con ciertas compañías aéreas y con aquellos que se han intentado aprovechar de su necesidad. Afortunadamente, también se han cruzado "con personas maravillosas que nos han ayudado tanto como han podido", destaca Lidia. “Escribo ahora desde el alivio porque volamos hoy a Moscú para después volar a Madrid. Será más de un día de aviones pero sólo queremos salir ya de aquí. Todo un aprendizaje estar viviendo esta experiencia. Y gracias de corazón a todas las personas que se han molestado en escribirme, no lo olvidaré nunca”, añade. 

Matías recalca que esta experiencia ha marcado para siempre su vida, a la vez que reflexiona sobre los frágiles que somos ante la fuerza de la Naturaleza. Te humanizas al máximo, te sentís lo más vulnerable del mundo y llegas a la conclusión de que sí te puede pasar. A pesar de toda esta tormenta me siento afortunado porque recuerdas el valor real de todo en esta vida”. 

La pareja ha vivido el paso del huracán Irma en La Habana, ciudad a la que llegaron el pasado 7 de septiembre tras ser desalojados de Cayo Santa María. Al ver en las noticias las imágenes de las “inundaciones”, sintieron “claustrofobia" porque pensaban que podrían quedarse atrapados en Cuba si el aeropuerto sufría daños como los de la isla de San Martín.  En ese momento, llamaron a sus familiares para informarles de la situación y compraron provisiones. "Fue extraña la sensación en el supermercado porque parecía una película del fin del mundo. Sin ánimo de dramatizar, pero era mucha la gente que vaciábamos las estanterías porque no sabemos qué va a pasar estos días”, recuerda Lidia. 

“Me entristece profundamente lo que ha dejado el Irma a su paso y sólo deseo que los daños sean los menores posibles porque, al final, yo estoy aquí de paso pero la gente autóctona sufre por su país, su casa, sus cultivos, sus trabajos, su seguridad...”, decía. Unas palabras a las que se sumaba Matías recalcando: "Nuestro viaje termina un poco agitado y solo deseo que esta gente pueda seguir riendo". 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie