irina

Irina Shayk presume de cuerpazo en bikini cinco meses después de dar a luz

Mientras Victoria’s Secret realiza las pruebas de su próximo show, la modelo rusa se relaja en las tranquilas aguas del Mar Muerto ¿Volverá a convertirse en ‘ángel’ este año?

por Gtresonline

A través de su cuenta personal de Instagram, Irina Shayk ha vuelto a hacer gala de sus medidas cinco meses después de dar a luz, mientras se relaja en las tranquilas aguas del Mar Muerto. En apenas 24 horas, la modelo rusa, que se encuentra disfrutando de unos agradables días de descanso en compañía de un grupo de amigas, ha conseguido más de 500.000 ‘me gusta’ en las instantáneas publicadas.

VER GALERÍA

Durante todo su embarazo, Irina Shayk trató de llevar con la máxima discreción posible su estado. Antes de conocerse la noticia, los rumores de que la modelo rusa podría encontrarse encinta circulaban desde hacía semanas, a pesar de todo, los conjuntos con ropa holgada por los que apostaba consiguieron despistar a más de uno. Fue durante la pasada edición del desfile anual de la mediática firma de lencería, Victoria’s Secret, cuando Irina confirmó su dulce espera, convirtiéndose, además, en el primer ‘ángel embarazado’ en desfilar sobre la pasarela.

Estos días la firma de lencería realizaba las pruebas de casting y ‘fittings’ para su próximo gran show y, aunque actualmente no se encuentra, como el resto de sus compañeras, en las oficinas que la firma tiene en la Gran Manzana, no se descarta la posibilidad de que la modelo pueda pertenecer a ese grupo de maniquíes que tienen el privilegio de librarse de las pruebas de selección. Algo que, de ser así, podría hacer que Irina Shayk, igual que el año pasado, fuese una de las sorpresas del VS Fashion Show 2017; y esta vez presumiría de su espectacular figura sin estar embarazada.

El pasado mes de marzo, Irina Shayk y Bradley Cooper daban la bienvenida a su primera hija en común, Lea de Seine. Pocas semanas después de dar a luz, Irina volvía a presumir de figura en bikini. Una recuperación ‘milagrosa’ que se vio favorecida por su portentosa genética y una serie de “truquitos” de los que la doctora Dolores Maresca nos habló en este artículo. Irina es humana. Por eso, y dado que Irina también es humana, aunque su recuperación postparto fue realmente asombrosa, para que su cuerpo volviese al punto de partida previo al embarazo han tenido que pasar varios meses, en los que la modelo ha debido someterse a una vida llena de buenos hábitos, una alimentación saludable e importantes sesiones de duro entrenamiento. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie