malena

Malena Costa comparte los detalles de la llegada del pequeño Mario

La modelo cuenta en su blog cómo fue el parto de su segundo hijo, un niño que ha llegado a la familia en plena oleada de cambios, ya que Mario Suárez acaba de fichar por la Superliga de China

por hola.com

Malena Costa ha compartido en su blog de Glamour los detalles del nacimiento del pequeño Mario, que tuvo lugar el pasado 13 de julio en Madrid. La modelo ingresó en la clínica Ruber, el mismo centro en el que dio a luz a su hija Matilda, tras despedirse de Mario Suárez en el aeropuerto. 

El futbolista emprendía una nueva aventura profesional en China, y Malena reconoce que se sentía triste al separarse de él “en un momento tan importante”. Esa misma noche, “noté como que se me había roto la bolsa, pero como no estaba segura esperé a la mañana siguiente”, recuerda. Fue entonces cuando llamó a su ginecólogo, Luis Ignacio Recasens, el mismo que atendió los dos partos de la reina Letizia, y puso rumbo a la clínica.

VER GALERÍA

Ingresó el día 12 a las once de la mañana a la espera de que se produjera el parto de manera natural. Como no fue así, al día siguiente “me pusieron oxitocina” porque al tener la bolsa rota “no podíamos esperar más”. Finalmente, Malena dio a luz el día 13 en un parto "increíblmente bueno" porque "a las 13:10 horas salía de la habitación con mi madre en dirección al paritorio, y a las 13:18 horas nació Mario”, escribe. 

VER GALERÍA

Nada más conocer a su segundo hijo, Malena supo que deseaba ser madre de nuevo, eso sí, dentro de unos años, porque “dos embarazos tan seguidos" no son nada fácil. De hecho, aunque ahora mire al pequeño Mario y se le olvide todo, explica que la recta final fue muy dura, ya que tuvo ciática. "El simple hecho de no poder moverme a mi aire me ponía muy nerviosa”, cuenta, destacando también sus cambios de carácter. “No es que yo fuese un ‘ogro’, pero sí que he tenido momentos en los que no me aguantaba ni a mí misma, menos mal que al día siguiente ya se me pasaba”, se sincera.

VER GALERÍA

Malena, que ha recuperado su figura en tiempo record, explica que los primeros días en casa con los dos niños fueron una “locura”, pero que no cambia por nada el gran momento que está viviendo. “Nunca hubiese imaginado que ser madre me haría tan feliz, a pesar de ir arrastrándome a veces por las esquinas de sueño, de estar estresada por no poder hacer todo lo que quiero. Me compensa todo, porque me hace tan feliz ver a mis niños, disfrutar de ellos y ver la familia tan bonita que estamos formando Mario y yo”, destaca.

Y no duda al elegir el mejor instante de todos los vividos en los últimos días, el momento en el que Matilda conoció al bebé. “Cuando vio a su hermanito por primera vez puso una carita más graciosa. Y ahora siempre que le digo dónde está Mario o dónde está su hermanito, se va a su cuna y a veces le da besos”, comenta orgullosa.

VER GALERÍA

Por ahora, Malena sigue en España al cuidado de sus hijos, a la espera de saber si se trasladará a China, país en el que jugará Mario esta temporada. La modelo ya ha dejado claro en el pasado que su felicidad está junto al futbolista, por eso, no ha dudado nunca en seguirle allá donde su trabajo le ha llevado. ¿Sucederá lo mismo en esta ocasión?

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie