La sorpresa con la que no contaba Gloria Ortega al volver de 'Supervivientes'

La sorpresa con la que no contaba Gloria Ortega al volver de 'Supervivientes'

La concursante protagonizó un emotivo reencuentro con su padre, José Ortega Cano, pero también con su sobrina, Rocío Flores, que quiso estar junto a ella para darle la bienvenida

por hola.com

¡Por fin! Después de muchas semanas de espera, Gloria Ortega se ha reencontrado con su padre en el plató de Supervivientes, un momento en el que había pensado muchas veces durante su estancia en la isla, pero que ha sido mucho más especial de lo que podía imaginarse. José Ortega Cano quiso estar junto a ella en este día tan importante para darle la bienvenida y, minutos antes de que su hija llegara, estuvo charlando con Jorge Javier Vázquez sobre su paso por el programa. 

El diestro confesó que había sido él el que animó a Gloria a ir a Supervivientes: “Fui yo el que le incité a ir, le dije que pensaba que sería un cambio radical en su vida, porque es muy joven pero ya está en la edad de poder tener este reto y así fue. A ella le pareció muy bien, no esperaba que yo fuese el que se lo dijese”. Además, también aprovechó y habló sobre la futura boda de su hija y su novio, Kiko: "Aquí el problema lo tienen ellos dos, han hecho un compromiso ante toda España que a cualquiera dice de echarse atrás. Yo creo que la apoyaría, porque qué voy a hacer".

VER GALERÍA

Después llegó el gran momento y nada más pisar el plató y ver a su padre, Gloria corrió hacia él para fundirse en un cariñoso abrazo. "¡Olé tú, mi campeona! ¡Olé tú, mi amor! Te quiero, te quiero campeona mía. ¡Qué guapa!", fueron las primeras palabras de Ortega Cano al verla. "Papi, ¡qué guapo estás!", decía ella, que no podía dejar de abrazarle. 

- Ortega Cano cree que su hija Gloria se ha 'precipitado' con su compromiso, ¿por qué?

"Gracias por ser tan linda", le dijo el diestro a su hija, que estaba muy nerviosa y visiblemente emocionada: "Estoy contenta y muy orgullosa". "¿Qué la quieres decir ahora que la tienes delante?", le pregunta Jorge Javier al diestro, que responde: "Estoy más nervioso que tú. Estoy muy contento de cómo has luchado, cómo has hecho las pruebas, cómo has combatido el hambre, las noches... Estoy sorprendido de tí, Gloria". "Mi padre lo es todo, todo, junto a mis hermanos, claro", le ha dicho Gloria al presentador, además de asegurar que tenía muchas ganas de volver: "Bastante contenta, muy orgullosa, con la cabeza muy alta. He llegado bastante lejos, más de lo que esperaba. Hay que tener muchísima fuerza mental", decía sobre lo que muchos piensan, y es que podía haber llegado aun más lejos.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Fue entonces cuando Jorge Javier le dijo que su padre no era la única persona que había querido ir a recibirla... y apareció en plató su sobrina, Rocío Flores, hija de su hermana, Rocío Carrasco y Antonio David Flores. "¡Ay, mi sobri!", dijo dándole un emotivo abrazo en el que no pudieron evitar romper a llorar. Detrás de ella vinieron muchos amigos y familiares, como Ana María Aldón, pareja de su padre, que también quiso mostrarle su cariño. “La he visto muy bien y estoy muy contenta de que esté aquí ya por fin. Yo creo que podría haber llegado más lejos, pero la verdad es que estoy muy contenta”, explicó Rocío entre lágrimas.

VER GALERÍA

Una de las primeras preguntas que le ha hecho Jorge Javier a Gloria ha sido sobre su novio, Kiko. La pareja ha sido muy criticada por las discusiones que han protagonizado y los celos, que a veces les han jugado malas pasadas. Ella no dudó en explicar que no hubiese ido a Supervivientes sin él porque ha sido su gran apoyo y la fuerza que le ha hecho llegar tan lejos. Además, también ha explicado que ellos no tienen una "relación tóxica" como pueda pensar la audiencia, sino que tienen los dos mucho carácter y de ahí los enfrentamientos que tienen cada día.

VER GALERÍA

"Es una gran aventura y una experiencia, te refuerza y te das cuenta de lo que realmente tienes en la vida, cosas que ni valorabas", ha confesado Gloria. Además, también ha querido matizar que Kiko y ella no eran los malos, sino que había también muchas cosas de otros concursantes que no se veían y parecía que ellos eran los que iban contra todos: "Hay concursantes que parecen muy buenos pero luego por detrás son todo lo contrario. No digo malas personas, son buenas personas, pero hacen cosas que no se ven, como estrategias, comentarios y actitudes que no se ven".

VER GALERÍA

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie