María Teresa Campos

En el último programa de 'Supervivientes'

María Teresa Campos confiesa qué sintió tras su conversación con Edmundo

La veterana presentadora va recuperando sus rutinas, tras recuperarse de la isquemia cerebral que sufrió a mediados de mayo

por hola.com

Hace un par de días María Teresa Campos habló por fin con Edmundo Arrocet, que sigue en Honduras participando en el concurso Supervivientes y que esta semana se someterá de nuevo al veredicto de la audiencia para saber si su expulsión es definitiva –tendrá esta segunda oportunidad tras permanecer una semana aislado-. Fue una conversación emotiva, dado que el humorista no está al tanto de los problemas de salud que ha tenido la presentadora. “Quiero decirte que desde que te fuiste aquí han pasado muchas cosas que sabrás cuando vuelvas, porque yo no quiero, primero porque no se puede. He preferido decírtelo cuando llegues aquí” dijo María Teresa. Ninguno pudo contener las lágrimas tras esta breve conversación, y es que hacía semanas que no se comunicaban.

VER GALERÍA

La reacción de María Teresa se intuyó en ese momento, aunque al ser una conversación telefónica no se pudo ver su rostro. Ha sido ella misma la que ha confesado cómo se sintió tras hablar con el cómico. “Me quedé más bien emocionada” comentó a la salida del fisioterapeuta. “Sí, sí, mucho, mucho, me quedé muy bien después de haberla hecho” respondió a si le había gustado hablar con él. Esta visita al médico, a la que acudió acompañada por su hija Carmen, es un paso más para la presentadora en cuanto a volver a su rutina. “Vengo al fisio desde hace años, o sea que esto es recuperar la normalidad”. Aseguró además que se encuentra fenomenal.

VER GALERÍA

El pasado 16 de mayo, María Teresa Campos sufrió una isquemia cerebral por la que tuvo que permanecer ingresada en la Fundación Jiménez Díaz durante ocho días. “Parece que no me ha pasado nada, aunque me ha pasado mucho” dijo al recibir el alta. Días después su hija Terelu anunciaba emocionada que su madre se había recuperado de la lesión en la visión que había sufrido tras la isquemia. “Me había puesto una meta a largo plazo, de dos meses, para recuperarme. Y el jueves, al abrir los ojos, ya podía ver” declaró la propia presentadora en una intervención en televisión. Edmundo no ha sabido nada de lo ocurrido por decisión de María Teresa, que no quiso preocuparle mientras estaba viviendo lo que para él es un sueño.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie