Paz Padilla

Reconocido rostro televisivo en los años 90

Las lágrimas de emoción de Paz Padilla al reencontrarse con su compañero Chapis

Fue el presentador del programa 'Qué me dices' junto a Belinda Washington y también, durante unos meses, con Paz

por hola.com

La aparición hace unos días de Chapis en televisión trajo de nuevo a la memoria el que fue uno de los programas más divertidos de la pequeña pantalla, Qué me dices. En este compartía las labores de presentador con Belinda Washington, aunque hubo una etapa en el espacio en la que estuvo también Paz Padilla. Esta recibió días después la visita del presentador, que lleva varios años alejado del medio, en Sálvame, un encuentro muy emotivo en el que Paz no pudo contener las lágrimas.

“Qué alegría me da verte. No sabéis lo que a mí me ayudó este hombre. Me ayudó mucho” contó la presentadora. Paz recordó que, mientras hacía la sustitución de Belinda, estaba embarazada y no paraba de llorar. “Lloraba y lloraba y Chapìs me decía: ‘No llores más’, y yo le decía: ‘Pero Chapis, es que estoy triste’. Se encendía la luz y me hacías que cambiara y nos reíamos y cuando salía de ahí, salía nueva” explicó. Y le dio las gracias, claro. “Gracias Chapis, me ayudaste mucho” añadió Paz.

El que fue uno de los rostros más queridos de la tele no volvió a aparecer en pantalla tras el programa y es que atravesó duros momentos personales, tal y como contó. “Al principio lo llevaba muy bien, pero al final te cansas” comentó Chapis sobre la fama que alcanzó en los años 90. “Mi padre se murió, mi novia me dejó y al final vivía sin ganas. Y salía mucho por la noche para ver cómo iba el tema” añadió sobre lo que le sucedió al finalizar su etapa televisiva. Sufrió además un ictus que le dificultó el habla.

Actualmente vive con su familia, con su madre y su hermano, y reconoció que fueron ellos los que le apoyaron cuando lo pasó mal. Aseguró que querría volver a trabajar, ese es ahora su sueño. “El dinero no hace falta, un trabajo” dijo y añadió que podría ser de mecánico o chapista. Con cierta nostalgia dijo que en la tele lo había pasado muy bien y se entristeció recordando que hace poco falleció su hermano. “Le quería mucho” dijo. No pudo contener la emoción al acordarse y eso hizo que a Paz se le saltaran también las lágrimas. “Me alegro mucho que estés bien, Chapis” repitió Paz abrazándole fuerte. Un reencuentro sin duda inolvidable.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie