Manuel Díaz y Virginia Troconis en la entrada al hotel en el que ambos hermanos se concentran

Manuel Díaz y Julio Benítez viven los nervios previos en el mismo hotel

por hola.com

Por fin ha llegado el gran día para Manuel Díaz 'El Cordobés' y su hermano, Julio Benítez, hijo de Manuel Benítez. Los dos torearán, juntos por primera vez, esta tarde en Morón de la Frontera, donde ya se encuentran los dos hermanos.

Manuel Díaz ha llegado sobre las 13:50 horas al Gran Hotel Morón, donde también había llegado anteriormente su hermano Julio, acompañado de su cuadrilla, horas antes. Manuel llegó en su propio coche conducido por su mujer, Virginia Troconis, quien lucía un jumpsuit negro con estampado de lunares blancos. 

VER GALERÍA

El diestro se ha animado a hacer algunas declaraciones a la prensa mostrando su buen humor horas antes de que se produzca el esperado encuentro en la plaza. "Estoy muy contento", ha asegurado a los periodistas que le esperaban. "Por fin ha llegado este día. Gracias a vosotros, a la prensa, por haber creído en mi verdad y haberme apoyado. Estoy muy tranquilo". 

El primer encuentro público de Manuel Díaz y Julio Benítez se produjo durante la rueda de prensa realizada en Sevilla con motivo de la presentación de esta corrida. Allí estrecharon sus manos en un gesto de compañerismo y confesaron que esperaban que "este principio de amistad algún día llegue a algo más”, algo que repitió Manuel la semana pasada en su entrevista en ¡Qué tiempo tan feliz!.

En el programa de María Teresa Campos, Manuel habló también sobre la posibilidad de que su padre, Manuel Benítez, acuda a la corrida: "Es una oportunidad que se le presenta para demostrar que además de buen torero es buena persona. Como torero ha sido muy grande, inigualable", afirmó. Según algunas informaciones, “solo un motivo de salud o alguna cosa grave frenaría su asistencia”.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie