Padece cáncer desde 2014

Bajo el sol de Marbella y con su novio, Bimba Bosé vuelve a pinchar tras someterse a un nuevo tratamiento

A pesar de su enfermedad, Bimba sigue cumpliendo con sus compromisos profesionales y ayer asistió a un evento que anunciaba con emoción en sus redes sociales

por hola.com

Bimba Bosé sigue disfrutando de su día a día a pesar de la grave enfermedad que padece. Lleva dos años luchando contra el cáncer y va a seguir haciéndolo. “Estoy convencida de que me voy a curar. Porque quiero vivir”, declaró en una sincera entrevista concedida a la revista ¡HOLA!. Su optimismo es el mejor de los aliados en estos difíciles momentos, al igual que sus pasiones: la música, la pintura, el diseño, la moda, la escritura... A pesar de sus achaques, Bimba sigue cumpliendo con sus compromisos profesionales y ayer asistió a un evento que anunciaba con emoción en sus redes sociales. Volvía a pinchar en una fiesta y lo hacía al lado del hombre de su vida, su novio Charlie.

VER GALERÍA

Con un ‘look’ muy veraniego y protegiéndose del sol con una sombrilla de estilo oriental, la felicidad de Bimba era más que evidente durante las dos horas de música ‘house’ que pinchó con su novio. Miradas cómplices, algún beso… “Charlie lo es todo para mí. Es una pieza fundamental que, si me la quitaran, no sé qué pasaría”, dijo en ¡HOLA!. Y ayer pudimos comprobar que no mentía.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Días antes, Bimba compartió en su cuenta de Instagram una imagen sobre el nuevo tratamiento al que se estaba sometiendo para sobrellevar, de la mejor manera posible, las consecuencias del cáncer. Se trata de la medicina hiperbárica recomendada para multitud de casos, entre ellos, el alivio de los efectos de la radioterapia. La terapia tiene una duración de 50 a 80 minutos aproximadamente, donde el paciente respira oxígeno puro al 100%. Por lo que el oxígeno se convierte en la propia medicina del paciente que mejora la situación del organismo. “A lo Phelps parece que he acabado en un artefacto del atrezzo de una película de Stanley Kubrick pero en realidad estoy en Perry, una cámara hiperbárica. ¡Soy feliz!”, escribió.

Una foto publicada por @bimbasecas el

Aunque es consciente de la gravedad de la enfermedad, piensa en ella como un enemigo que se puede vencer y pelea con una gran fortaleza, heredada, según contó en ¡HOLA!, "de mi tío Miguel, de mis abuelos, de mis abuelas... de todos". "Tengo un ADN potente, aunque soy bastante 'light' en comparación con ellos", manifestó.

- Exclusiva en ¡HOLA!: La entrevista más emotiva de Bimba Bosé

- Bimba Bosé y su extraordinaria valentía: 'Es lo que hay que hacer, la vida sigue'

- Bimba Bosé aclara las últimas informaciones sobre su estado de salud

Bimba vive en Sotogrande, Cádiz, con Charlie y sus dos hijas, Dora y June. "Madrid tiene un clima muy radical. He vivido un montón de tiempo allí, en todos los barrios casi te diría, y aquí encontramos nuestro pequeño reducto de paz y, para mi salud, creo que era mejor estar en un sitio así", añadió. La reacción de las niñas era una de las cosas que más preocupaba a Bimba cuando recibió la noticia de su enfermedad. "Cuando me diagnosticaron no pensaba más que en mis hijas y en cómo se lo iba a decir", reveló. Sin embargo, ellas son, junto con su novio y su amplio círculo de amigos, su principal apoyo en estos momentos. "Los pilares en los que me apoyo son Charlie y mis hijas. Y muchos amigos que me han ayudado un montón. Y mi tío Miguel también. Él y David Delfín son dos personas superimportantes en mi vida", concluyó.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie