La actuación de Justin Timberlake, el veto a la prensa... suma y sigue la polémica en Eurovisión

La internacionalización del certamen y el comportamiento de la seguridad han suscitado nuevas críticas en Estocolmo

Por hola.com

Nunca llueve a gusto de todos y más cuando hablamos del festival de Eurovisión. Este año parecía que la polémica había terminado con el susto que se llevó Bosnia (estuvo a punto de abandonar por un altercado entre sus miembros), la expulsión de Rumanía (por las deudas contraídas, algo sin precedentes en la historia del certamen) o el cambio en el sistema de votos, sin embargo, la vida nunca deja de sorprendernos y a cuatro días de la final se siguen acumulando las críticas.

VER GALERÍA

Y es que parece que la organización del certamen está dispuesta a darle una vuelta de tuerca a esta cita, que cada año congrega a eurofans de todo el mundo. Es precisamente a este vasto territorio adonde quiere llegar el certamen, que cada vez parece internacionalizarse un poco más. La inclusión de Australia e Israel entre los participantes fue el primer paso y este año avanzarán con la emisión en directo del concurso en Estados Unidos. Y la última sorpresa: la actuación en el intermedio de Justin Timberlake, que presenta su nuevo tema Can’t stop the feeling (en cuya composición han colaborado dos músicos suecos), un notición que en seguida corrió como la pólvora en las redes. Y prendió la mecha.

Loading the player...

Las opiniones de los eurofans están encontradas. Unos consideran el desembarco del estadounidense como una excelente manera de dar más vida al espectáculo, música llama a música, y si además el tema está compuesto por unos suecos tiene todo el sentido que lo cante en el escenario de Estocolmo. Otros han criticado mucho la decisión de invitar a Justin, se quejan de que Eurovisión está incluyendo cada vez más países de fuera de Europa y que la presencia del artista, internacionalmente conocido, eclipsará a los participantes.

Los comentarios acerca de este tema han hecho temblar los teclados de ordenador casi tanto como el incidente que ha tenido lugar durante los ensayos de la primera semifinal. Sólo se ha permitido la entrada al recinto para cubrirlos a la prensa de los países participantes en esta primera criba, siendo los demás expulsados por el personal de seguridad. “Hemos estado 10 minutos intentando conversar las decenas de periodistas con los responsables de seguridad pero la respuesta ha sido no. Consideramos discriminatorio que los medios de los 18 países de la semifinal 1 pudiesen cubrir su ensayo, mientras los demás lo haremos fuera” ha escrito el portal Eurovision-spain en sus redes.

Sorpresa en Eurovisión: expulsan a un país por primera vez en la historia del festival

En zapatillas y con 'caída' incluida: no te pierdas el primer ensayo de Barei para Eurovisión

¿Quieres escuchar a los favoritos para ganar Eurovisión? España está entre los 10 primeros

Bosnia, a punto de abandonar Eurovisión por un violento altercado

VER GALERÍA

Y mientras nuestra representante Barei, ajena al revuelo, sigue puliendo su actuación. Tercer ensayo ya en el escenario del Globen en Estocolmo y no paran los cambios. El vestuario, la iluminación, la coreografía, la posición del coro... todo es objeto de estudio y crítica por parte de la cantante, que no quiere dejar de hacer pruebas hasta que todo esté perfecto. Será que ha visto cómo el optimismo de nuestro país en las casas de apuestas se desinfla un poco (del top ten hemos ido bajando, aunque seguimos en el top veinte, ¡no está nada mal!). Los nervios están ya a flor de piel sobre todo en los primeros semifinalistas que hoy se la juegan, entre ellos el gran favorito de esta edición, Rusia. ¿Conseguirá el pase a la ansiada final?