El mal momento de Susan Boyle, ¿se apaga su estrella?

Parece que la fama le está pasando factura a la artista escocesa, de 55 años, que saltó a la fama en 2009 tras su participación en el concurso 'Got Talent'

por hola.com

¿Quién no recuerda a Susan Boyle, la escocesa de voz angelical cuyo paso por el concurso Got Talent cambió radicalmente su vida? El año 2009 fue muy importante para ella y es que de cantar en el coro de una iglesia pasó a llenar estadios y vender millones de copias de sus discos, conceder entrevistas y ocupar páginas de periódicos y revistas. Tras su participación en el programa (el equivalente al Operación Triunfo español), pasó de ser una persona anónima a convertirse en una estrella conocida en todo el mundo.

Sin embargo, como les ha sucedido a innumerables artistas, no es oro todo lo que reluce y, en ocasiones, no les resulta fácil lidiar con la fama. Tras quedar segunda en Got Talent, Susan ingresó voluntariamente en una clínica londinense con síntomas de agotamiento. Por aquel entonces, dicen que estuvo a punto de tirar la toalla porque se vio superada por todo el revuelo que se estaba produciendo a su alrededor y la presión mediática a la que estaba sometida.

VER GALERÍA

Tras recuperarse, parece que salió con las pilas cargadas y con ganas renovacadas de comerse el mundo. De hecho, batió récords con su disco (se convirtió en uno de los más vendidos antes incluso de salir al mercado) y no dejó de dar entrevistas y salió de gira. Pero fue precisamente durante estos viajes cuando su comportamiento levantó algunas alarmas, ya que fue vista llorando desconsolada, haciendo algunos gestos extraños y teniendo una actitud un tanto particular. Sus representantes aseguraron que se debía a la emoción que sentía por encontrarse con un público entregado. A los pocos meses se vio envuelta en otra polémica por su extraño comportamiento en aeropuerto cuando, al parecer, cogió una fregona del personal de limpieza y se puso a cantar con ella a modo de micrófono. En 2012 revolucionó un conocido restaurante de comida rápida gritando y hace poco sobresaltó a la gente que se encontraba en el aeropuerto de Derry, en Irlanda del Norte, pidiendo ayuda a voces. ¿Es feliz? ¿Se encuentra bien?

En estas últimas semanas, la historia se ha repetido y la cantante de I dreamed a dream, de 55 años, ha vuelto a convertirse en el centro de todas las miradas tras protagonizar un altercado en el aeropuerto de Heathrow (Londres). Al parecer, sufrió una crisis mientras estaba esperando a coger un vuelo para volver a su ciudada natal, Glasgow, y se enfrentó con la policía. "Parecía muy confundida y no dejaba de gritar 'Yo no he hecho nada malo, no he hecho nada malo'", ha asegurado un testigo al diario The Sun. Por su parte, el periódico británico Daily Mail se ha puesto en contacto con su representante, quien ha asegurado que se encuentra en su casa recuperándose. ¿Conseguirá volver a ser la estrella de antes o le está pasando factura su repentina fama?

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie