Jennifer López habla sin reparo de los dos hombres que han marcado su vida

Ben Affleck y Marc Anthony, el padre de sus hijos Max y Emme, cuya separación ha sido 'la mayor decepción de su vida'

por hola.com

Jennifer López ha sido muy afortunada en el terreno profesional, pero no tanto en el sentimental. La cantante, actriz y empresaria ha hecho unas declaraciones sobre su vida que no han dejado a nadie indiferente. JLo ha concedido una entrevista a la revista People en la que ha hablado sobre los dos hombres que han marcado su vida: Ben Affleck y Marc Anthony.

Sobre su ruptura con Affleck admitió que aunque fue dolorosa para ella, con el tiempo entendió que entre ellos existió un amor muy real que hubiese tenido futuro en otras circunstancias. "Creo que en otro momento, las cosas hubiesen sido distintas, quién sabe qué hubiese pasado, pero existía un amor verdadero”, afirmó la actriz y cantante. Además, Jennifer confesó el porqué de su ruptura: "No tratamos de tener una relación pública, sin embargo estábamos en el ojo de los fotógrafos y la prensa, era mucha presión".

VER GALERÍA

Pero si su ruptura con el actor de Batman fue dolorosa, su divorcio con Marc Anthony lo fue aún más. “Fue devastador y terrible. Creo que tanto Marc como yo pensábamos que estaríamos juntos durante los próximos 40 años, hasta el fin de nuestros días", confesó la actriz y admitió que su fallido matrimonio resultó para ella “"la mayor decepción de mi vida hasta ahora”. "Había estado casada dos veces antes y no quería fallar esta vez... Puse todo mi alma y corazón y olvidé un poco quién era yo como persona". Sin embargo, dijo con rotundidad que tomó la decisión correcta. "En ese momento sentí como que había perdido un poco mi rumbo, intentando que el matrimonio funcionara", señaló la estrella que tiene un show en Las Vegas y protagoniza la serie Shades of Blue (NBC). Tras dar por concluido su matrimonio, JLo tuvo la sensación de volver a ser ella misma y recuperar su poder. "Fue lo correcto".

VER GALERÍA

De su matrimonio con Anthony nacieron sus hijos mellizos Max y Emme, de 8 años de edad, y al hablar de ellos no pudo evitar emocionarse: “Di a luz y honestamente los niños me dieron una nueva dirección. Ellos me hicieron darme cuenta que de lo que es real y lo que no es real”, confesó Jennifer entre lágrimas. “Ellos simplemente lo cambiaron todo”, concluyó muy emocionada.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie