La confesión más dura de Bob Geldof: 'Me medio esperaba la muerte de mi hija Peaches'

El músico ha reconocido que uno de sus mayores miedos era que su hija muriera tan joven. 'Tenía 25 años... es un dolor insoportable', ha dicho

por hola.com

Bob Geldof ha vuelto a hablar de la muerte de su hija Peaches. Aunque ya ha pasado más de un año, el cantante irlandés ha declarado que el dolor que siente sigue siendo igual de “insoportable”, pero las palabras más desgarradoras que ha pronunciado han sido éstas: “Me medio esperaba la muerte de Peaches”. Geldof ha reconocido a RTE Radio One que uno de sus mayores miedos era que su hija muriera tan joven.

"El camino que había tomado… no puedes hacer nada”, ha confesado. “Se supone que no tienes que ver morir a tus hijos… Tenía 25 años, eso lo tengo siempre en mi cabeza, es un dolor insoportable”, ha añadido. Sin embargo, “ella está muy presente en mi”, ha dicho. “Está conmigo a cada segundo del día y es ella la que hace que me anime cuando estoy en un momento especialmente bajo”, ha manifestado. “El tiempo no va a curar este dolor, tienes que acostumbrarte a vivir con él. Pero eso no va a ser posible”, ha concluido.

Hace un mes, Geldof explicó por qué propuso matrimonio a Jeanne Marine un día después del funeral de su hija. "Estábamos asfixiados por el dolor y necesitábamos que entrara aire en la habitación, necesitábamos luz en el aire”, explicó. El músico tenía planeado pedirle a Jeanne que se casara con él como sorpresa por el 49 cumpleaños de ella, sin embargo, tras el fallecimiento de Peaches pensó que “sería totalmente inadecuado”. “Pero entonces la enterramos y al día siguiente decidí que tenía que hacer algo para que entrara un poco de aire”, añadió.

“Ella dijo sí”, recordó el músico, haciendo posible una pequeña ceremonia civil en el 50 cumpleaños de Jeanne. Cinco meses después, la pareja lo celebró con sus familiares y amigos más íntimos en Rayol-Canadel-sur-Mer, en sur de Francia. Un enlace al que asistieron invitados como Demi Moore, Jerry Hall, Richard Branson o Sarah Ferguson, que acudió con su gran amigo español, Manuel Fernández.

La muerte de Peaches el 7 de abril de 2014 conmocionó al Reino Unido. La modelo, presentadora de televisión y “celebrity” dejaba dos hijos, Astala de dos años y Phaedra de uno. Ambos nacidos de su matrimonio con el artista Thomas Cohen, para el que Bob Geldof solo tiene palabras de halago y lamenta que “la pena haya inundado su vida”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie