Miriam Ungría tiene un buen motivo para sonreír

Debuta como diseñadora de joyas en la gran pantalla

por hola.com

El 15 de agosto de 2008 la vida de Miriam Ungría cambió por completo tras sufrir un terrible accidente de tráfico junto a Kardam de Bulgaria. Desde ese momento y hasta el pasado 7 de abril -día en el que su marido falleció- Miriam ha sido un ejemplo de lucha y de superación.

Gemóloga de formación y diseñadora de joyas de profesión, Miriam retomó su trabajo en mayo del 2014 y lanzó su propia firma, un trabajo que compaginó con el cuidado de Kardam, su principal preocupación. Entonces habló con cariño de su joya favorita, su anillo de pedida, pero también demostró su enorme entereza ante la adversidad y dijo con fuerza: "¿Qué si añoro la vida que teníamos antes de agosto de 2008? Vivir es mirar para adelante, añorar es quedarse anclado en el pasado. Así no se crece".

VER GALERÍA

Y con la mirada puesta en seguir caminando, Miriam se ha lanzado a una nueva aventura profesional. Ha creado las joyas que lucirán los actores Nerea Barros, Manuel Manquiña y Frank Perozo en la película Sol y Luna, del director José E. Pintoruna, una coproducción hispano-dominicana que se rueda estos días en Galicia. "Unir el séptimo arte a mi profesión como diseñadora de joyas ha sido todo un reto y una oportunidad que no se presenta a menudo", ha comentado la viuda del príncipe Kardam de Bulgaria, quien añade que se siente "muy orgullosa" del resultado.

- Miriam Ungría, un ejemplo de lucha y de superación

- La realeza se vuelca en el funeral por Kardam de Bulgaria

Los colgantes que ha diseñado para el filme, un sol y una luna, son claves en la película, y para crearlos Miriam asegura que ha intentado "entender el carácter de los tres protagonistas". "Había que crear dos piezas de diferente origen, pero con un mismo destinatario", detalla. El colgante en forma de Luna "es más clásico, como la protagonista", mientras que el colgante Sol es una pieza "más desenfadada". "Un diseño más talismán cuyo color amarillo destella rayos al moverse", señala.

Miriam comenzó a diseñar joyas para diversas firmas desde 1991. Después de un tiempo de pausa en el que estuvo dedicada por completo a su familia, regresó con más fuerza que nunca al trabajo lanzando su propia firma: MdeU. “Mis joyas las puede llevar cualquier mujer: son piezas muy 'ponibles', tienen un rango de precio y un rango de edad muy amplios. Mi idea es hacer una colección por año e ir adaptando las colecciones ya hechas a la demanda del cliente final. Al cliente hay que escucharlo, porque así se aprende mucho”, declaró en una entrevista a ¡HOLA!.

“Cuando terminé de estudiar Historia del Arte, no sabía muy bien hacia dónde enfocar mi carrera. Me gustaban mucho las tasaciones; iba a empezar a trabajar en una joyería y un día, por casualidad, di con un curso de Gemología y Diseño de Joyas y se me encendió una luz; pensé: '¡Esto es lo mío!'”, añadió.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie