El hijo mayor de José Ortega Cano cambia de centro en la recta final de su tratamiento

El diestro visitó a José Fernando en la clínica Betania de Albacete

por hola.com

Tras su salida de prisión, el pasado 5 de junio (día en el que obtuvo el tercer grado), José Ortega Cano está muy pendiente de la salud de su hijo, José Fernando, quien continúa con su recuperación de algunas mala conductas. El joven acaba de cambiar de clínica para seguir con su terapia, desde el mes de septiembre de 2014 llevaba ingresado en la madrileña López Ibor, ahora permanece en el centro residencial Betania en Albacete. “Está muy bien, estamos en el camino de la recta final”, asegura el diestro.

José Fernando ha comenzado un nuevo tratamiento, más acorde a sus actuales necesidades. En este nuevo centro, está más en contacto con la naturaleza y disfruta de actividades al aire libre. El diestro asegura sentirse muy contento con la evolución de su hijo: “Él ya necesitaba este tipo de terapia y de centro que es más expansivo de espacio. Todos estamos muy contentos de ver la superación que está teniendo”, confirma en declaraciones a Europa Press.

El joven busca superar las dificultades que ha atravesado en los últimos tiempos. “Ahora él va necesitando otro tipo de vida, actividades y aquí las tiene todas, sobre todo necesita estar tranquilo”, dice su padre.“Todo va bien”, confirma José Ortega quien ya ha ido a visitar a su hijo a Albacete con el fin de seguir muy de cerca su evolución. Tras la salida de la prisión zaragozana de Zuera, el diestro ha regresado a Madrid para vivir con su pareja, Ana María Aldón, y su hijo pequeño, José María.

VER GALERÍA

No es la primera vez que José Fernando se pone en manos de especialistas. En marzo del año pasado ingresó en un centro de Barcelona con el fin de “recuperarse y llevar una vida ordenada”, según declaró por entonces el diestro. Unos meses más tarde, concretamente en septiembre, intentó desprenderse de algunas malas conductas en la clínica López Ibor –especializada en psiquiatría, neurología y psicología-, un centro en el que ha realizado muchos progresos según ha declarado su padre: “Estamos muy agradecidos a López Ibor porque le ha ayudado muchísimo durante un año”, confirmaba.

- José Ortega Cano abandona definitivamente la cárcel con mucha emoción: 'Me noto más fuerte'

- José Ortega Cano se reúne con sus hijos en Madrid

- José Fernando ingresa en la clínica López Ibor

José Fernando también ha tenido diversos problemas con la justicia por los que ha estado ingresado en la cárcel de Sevilla durante cuatro meses. Su padre está muy pendiente de su recuperación para que retome las riendas de su vida y regrese cuando ante a casa. “Creo que en un plazo de poco tiempo estará con nosotros en casa”, confirma.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie