Ana Boyer y Fernando Verdasco, las pequeñas cosas que hacen feliz a una pareja enamorada

Una cena con amigos, una tarde de juegos con su mascota… Ana y Verdasco disfrutan al máximo de su relación y se preparan para vivir su segundo verano de amor

por hola.com

Comenzaron a salir en otoño de 2013 y desde entonces solo se han separado por motivos de trabajo. Ana Boyer y Fernando Verdasco no pueden estar más enamorados y su relación se va afianzado a pasos agigantados. “En un primer momento no sabía muy bien qué tal saldría esta relación, y la verdad es que no pensaba que sería así de duradera, pero a medida que fui conociendo a Fernando, se me disiparon todas las dudas”, declaró Ana a la revista ¡HOLA!. “Creo que si estás con una persona y te encuentras bien con ella tienes que imaginarte un futuro a su lado”, añadió el tenista.

Una foto publicada por Fernando Verdasco (@ferverdasco) el

Y con las ideas muy claras y el corazón latiendo a mil por hora, la pareja disfruta de los pequeños placeres de la vida, como salir a cenar con unos amigos o jugar con su nueva mascota.

😍 @ferverdasco

Un vídeo publicado por Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el

También tienen un firme compromiso con sus respectivas familias políticas. “Me llevo fenomenal con Isabel Preysler, un diez, no tengo nada malo que decir”, dijo Verdasco. Además, el tenista ha congeniado a la perfección con todos los hermanos de su novia, en especial con Enrique Iglesias.

- Exclusiva en ¡HOLA!, Ana Boyer y Fernando Verdasco disfrutan de unos días de amor y sol en Miami junto a Enrique Iglesias y Anna Kournikova

- Ana Boyer y Fernando Verdasco, al ritmo de 'Bailando' con Enrique Iglesias

Y un factor fundamental en la estabilidad de su relación ha sido el apoyo de Verdasco a Ana tras el fallecimiento de su padre, el exministro Miguel Boyer. "Estos últimos meses hubieran sido mucho más difíciles sin Fernando a mi lado", confesaba a la revista ¡HOLA!

La pareja, que seguro que celebrará su segundo verano de amor con un romántico viaje, aún no piensa en boda y mucho menos en tener hijos. “Me gustaría casarme, pero creo que es pronto para nosotros”, confesó el tenista. “Todavía no deseo ser madre ni creo que esté preparada para ello. No es que sea imprescindible, pero tiendo a ser algo tradicional con ese tema y me gustaría estar casada antes de tener un hijo”, reconoció Ana.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie