Emilio Molina, sobre su boda con María Pineda: ‘No había fijada ninguna fecha, pero era previsible casarnos antes del 9 de abril’

La exmodelo falleció el 4 de abril, a escasos días de contraer matrimonio con su pareja

por hola.com

María Pineda y Emilio Molina estaban a punto de casarse. Sin embargo, la pareja no tenía un día exacto para hacerlo, tal y como ha confirmado el propio Emilio a HOLA.com . “No había fijada ninguna fecha, pero era previsible hacerlo en poco tiempo”, ha declarado. “Pensamos en la posibilidad de casarnos en los días anteriores al jueves 9 de abril. Entre el lunes 6 y el miércoles 8, pero sin fijar ningún día en concreto”, ha añadido.

VER GALERÍA

Según ha contado Emilio, roto de dolor por la muerte de María, a mediados de marzo recibieron “el último requisito para la realización de la ceremonia, el certificado de empadronamiento”. Conseguido este trámite, la pareja decidió pasar por el altar cuanto antes y pensaron en la posibilidad de casarse en los días anteriores al jueves 9 de abril, ya que ese día la exmodelo iba a comenzar con un nuevo tratamiento de quimioterapia más agresiva. “En cualquier caso, la boda era muy inminente, como era su ilusión y la mía”, ha concluido Emilio.

VER GALERÍA

María Pineda falleció el pasado 4 de abril a los 54 años tras una larga lucha contra el cáncer de pulmón. La exmodelo se marchó tranquila, arropada por el amor de su pareja y sus amigos más íntimos. Emilio ha sido el gran amor de María y para él solo tenía palabras de agradecimiento. "Tengo un hombre maravilloso a mi lado, que si no llega a ser por él no sé cómo hubiera llevado mi enfermedad. Él me apoya, me entiende, me aguanta el mal humor, los días que estoy mal, los días que estoy bien... es bastante paciente y le tengo que dar las gracias siempre", declaraba.

- Terelu Campos, Remedios Cervantes, Estefanía Luyk... lloran la muerte de María Pineda

La exmodelo tenía todo previsto para su boda con Emilio. "Tengo vestido, tengo damas de honor, tengo de todo", decía ilusionada. "Quiero hacer una fiesta enorme para todos, para esa gente que está conmigo siempre y que me apoya. No quiero que sea una boda típica, quiero que sea una boda llena de alegría y felicidad. Como nunca me he casado, ya que lo hago quiero tener a toda mi gente conmigo", explicaba.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie