Un año después de la muerte de Peaches Geldof, su casa es un hogar fantasma

Su viudo, Thomas Cohen, y sus niños nunca han regresado a la mansión donde murió la cantante e incluso desde entonces seguían el carrito de los niños y los juguetes esparcidos por el jardín

por hola.com

Ha pasado un año desde el fallecimiento de Peaches Geldof, esta trágica pérdida sumió a la familia en una inmensa tristeza. La cantante dejaba atrás a su marido, Thomas Cohen, y a dos niños pequeños, Astala, de dos años, y Phaedra, de uno. La familia estaba tan devastada que desde su muerte no habían vuelto a la casa en la que vivían en Wrotham, Kent, incluso se llegó a decir que estaba en venta. Durante todo este tiempo el músico y sus dos hijos han estado viviendo en casa de sus padres en el suroeste de Londres. Los recuerdos de su vida en común eran demasiado dolorosos para su marido. Sin embargo, estos días se ha vuelto a ver movimiento en la mansión de Kent.

Una serie de operarios llegaba a la residencia y a las puertas de la casa se podían ver apilados numerosos enseres como una pilar de juguetes de niños, un sofá, un cochecito, una estantería… Sin duda objetos con mucho valor sentimental. Vecinos de la zona aseguran que desde el fallecimiento nadie había vuelto por allí, la casa permanecía intacta. Es más, desde entonces había un carrito de niño en la entrada principal y juguetes esparcidos por el jardín desde entonces. Ahora diversos decoradores y pintores se han vuelto a ver en su interior, tal vez haya llegado el momento de venderla o de acometer una serie de reformas. Un testigo preguntó a uno de los hombres que vieron en el interior de la casa, pero no le quiso facilitar ningún detalle sobre si pretendía venderse esa casa.

Peaches Geldof, presentadora y modelo de 25 años, falleció el pasado 7 de abril en la vivienda en Wrotham que compartía con su familia. En la investigación judicial sobre su muerte concluye que las causas fueron una sobredosis de heroína, repitiéndose así la trágica muerte de su madre, Paula Yates, quien desaparecía en el año 2000 a los 41 años de edad, cuando ella era tan solo la niña. Peaches Geldof era hija del cantante irlandés Bob Geldof, que se hizo famoso como líder del grupo de rock The Boomtown Rats y es muy conocido por sus campañas de activismo contra la pobreza en África.

Desde su muerte ha habido dos intentos de allanamiento. Estropearon las cámaras de seguridad y se llevaron varios de sus objetos personales. Estos allanamientos recuerdan tristemente a los que también tuvieron lugar en la casa en Londres de la cantante Amy Winehouse tras su repentina muerte en julio de 2011.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie