Cameron Diaz, una de cal y una de arena

Mientras su marido le demuestra su amor a golpe de tinta, la actriz ve como sus últimas películas le han valido un amargo reconocimiento

por hola.com

Desde que el pasado enero se casó con Benji Madden, Cameron Diaz vive en una luna de miel constante. Sin embargo, no siempre la fortuna sonríe a la actriz estadounidense ya que este año ha sido la gran “triunfadora” de los Premios Razzie. Una de cal y una de arena.

“Pensando en ti”. Con estas palabras el marido de la protagonista de Algo pasa con Mary compartía con sus seguidores su nuevo tatuaje. El nombre de su esposa en tamaño XXL sobre el pecho, toda una declaración de amor hecha en tinta, que el músico remataba con las palabras “hombre afortunado” como hashtag.

Una sorpresa que llega a una semana de cumplir los dos meses como marido y mujer, y después de celebrar juntos su primer San Valentín celebrando una doble cita en un romántico restaurante italiano de Los Ángeles, en compañía del hermano de él, Joel Madden, y su mujer, Nicole Richie.

Aunque si algo ha caracterizado la relación de la coprotagonista de Gangs of New York y el músico, es que todo lo han vivido muy intensamente y siete meses de noviazgo les bastaron para darse cuenta de que quería pasar juntos el resto de su vida.

Thinking bout you❤️❤️❤️ #LuckyMan

Una foto publicada por The B-man (@benjaminmadden) el

Este regalo quizá ha servido para distraer a Cameron tras convertirse en la triunfadora de los Premios Razzie, considerados como los Anti-Oscar y en los que a ningún actor le apetece arrasar. No una, sino dos películas son en las que se han basado los miembros de la fundación Golden Raspberry Award –es una asociación abierta y tienen derecho a voto todos aquellos que paguen la inscripción- para nombrar a la actriz como la peor del año.

Las cintas No hay dos sin tres y Sex Tape, son las que le han valido este galardón a Cameron Diaz. Un amargo trofeo con forma de frambuesa que ha preferido no recoger, a diferencia de otras actrices como Sandra Bullock o Halle Berry que se subieron con gracia al escenario.

Lo cierto es que la actriz es una vieja conocida de este premio, ya había sido nominada hasta tres veces con anterioridad. Un total de cuatro nominaciones que empatan con el número de veces que ha sido candidata a los Globos de Oro.

Su próximo proyecto anunciado es la secuela de Bad Teacher, mientras que Benji Madden ejerce con su hermano de coach en la versión australiana de La Voz –junto a Ricky Martin y Jessi J-. Trabajo al margen, el tatuaje del músico viene a confirmar que esta pareja, que surgió como una de las sorpresas del verano, están tan enamorados como el primer día.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie