Tenía 66 años

Fallece Sergio Blanco, cantante del grupo 'Sergio y Estíbaliz'

'Era una persona maravillosa, y no tengo palabras para decir cómo era mi padre, tenía una fuerza vital increíble', ha dicho su hija al comunicar la triste noticia de su muerte

por hola.com

El cantante bilbaíno Sergio Blanco, componente junto a su esposa Estíbaliz Uranga del famoso dúo musical Sergio y Estíbaliz, ha fallecido este domingo en el hospital San Camilo de Tres Cantos (Madrid) a consecuencia de una grave enfermedad que desde hace dos años le tenía retirado de los escenarios. Según ha informado a EFE su hija Allende, fruto de su matrimonio con Estíbaliz, Sergio falleció a las seis y media de la mañana en el hospital madrileño.

VER GALERÍA

El intérprete, a quien su hija ha calificado de "ángel", sufría desde hace dos años una enfermedad que no ha querido ser desvelada por la familia. "Era una persona maravillosa, y no tengo palabras para decir cómo era mi padre, tenía una fuerza vital increíble", ha dicho Allende Blanco.

Por expreso deseo de la familia, no se dará a conocer los detalles de la capilla ardiente ni el lugar donde será enterrado.

VER GALERÍA

Sergio Blanco (Bilbao, 1948) comenzó a cantar con Estíbaliz Uranga en 1968 en el grupo Voces y guitarras, antecedente de Mocedades, del que también formaban parte los hermanos de Estíbaliz. Con Mocedades grabaron tres discos, entre ellos, Búscame. Fue autor, entre otros, del tema Yesterday was a happy day.

En diciembre de 1972 Sergio y Estíbaliz abandonaron el grupo y se consolidaron como dúo musical, en noviembre de 1973, con el nombre artístico de Sergio y Estíbaliz. Poco después, en marzo de 1975, fueron los representantes de España en el Festival de Eurovisión, con la canción Tú volverás de Juan Carlos Calderón con la que quedaron en décimo lugar. Meses después, el 9 de diciembre, la pareja se casa en Bilbao. Fruto de este matrimonio nacerían dos hijas, Allende (1983) y María (1988), voz y guitarra del grupo MäBU.

En 1976 el dúo graba un disco dedicado a canciones populares hispanoamericanas y tras un año de paro forzoso por enfermedad de Sergio, vuelven con el espectáculo de La Misa campesina nicaragüense, que llevan por España junto a Miguel Bosé, Elsa Baeza y Laredo en 1979.

Tras tomarse un descanso en 1983 graban Agua con el que volvieron de nuevo a sus orígenes y con producción de Juan Carlos Calderón.

VER GALERÍA

En 1984 hicieron una breve aparición en el concierto de los 15 años de música de Mocedades donde cantaron tres temas. Ese mismo año, participaron en el musical Jesucristo Superstar y al año siguiente sacaron Cuidado con la noche con los temas Cantinero de Cuba, de Arturo Pareja Obregón, y Te quiero y ya de Hernaldo Zúñiga. Este trabajo les llevó a lo más alto de las listas de ventas.

Tras la tibia acogida de los discos De par en par (1989), y Planeta tierra (1992), el dúo desaparece para formar un año después, con algunos antiguos componentes de Mocedades, como Amaya e Iñaki Uranga (ambos hermanos de Estíbaliz) y con Carlos Zubiaga, el grupo El Consorcio, con el que grabaron siete discos, el último en 2008 titulado, Querido Juan.

Una de sus últimas apariciones públicas de Sergio y Estíbaliz data de 2007, cuando formaron parte del jurado del popular concurso de TVE Lluvia de Estrellas. Y una de las últimas entrevistas que concedió Sergio fue a Europa Press el pasado 21 de enero. En ella se mostraba optimista sobre su recuperación. "No te vas a quedar como un perrito lamiéndote las heridas", declaró.

Reacciones
Amigos personales de Sergio, como el popular presentador José María Íñigo, también han querido resaltar la faceta más íntima del intérprete: "Algo más importante que si era bueno o mal cantante, o todo eso, es que era una persona excelente, era un tipo encantador, buena gente".

Sobre la enfermedad que sufría el cantante, el periodista ha añadido a Efe que "la supo llevar con una paciencia y una alegría que ha transmitido a toda su familia. En ningún momento ha transmitido pena o dolor, ha estado siempre con una sonrisa. Es un buen tío, y al margen de eso ha sido un hombre de éxito en la música".

VER GALERÍA

La cantante Massiel, por su parte, ha añadido que "Sergio ha sido un artista muy grande, aparte de ser una bellísima persona y cantar muy bien, era un gran escultor y un hombre muy familiar... 66 años es una edad muy joven para morirse". Como ha destacado Massiel, a Sergio Blanco también se le recordará por su faceta de escultor, en la que, tras más de 25 años trabajando en bronce se consolidó como uno de los mejores escultores figurativos, principalmente de temática histórica. Algunas de las piezas de esa faceta artística se pueden ver en espacios públicos, como la gran escultura sedente del "Papa Luna" en Peñíscola (Castellón), "Juan II de Castilla", en Ciudad Real, o el "Duque de Ahumada" en Madrid.

Nada más conocerse la noticia de la muerte de Sergio Blanco, las redes sociales se han llenado de mensajes lamentado su pérdida.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie