Un eccehomo 'made in China'

by hola.com

Al igual que ocurriera en el ya famoso pueblo zaragozano de Borja, una fallida restauración artística ha borrado un valioso mural con varios siglos de antigüedad, que data de la dinastía Ping. El desaguisado ha tenido lugar en el templo de Yunjie, uno de los reclamos turísticos de la Montaña del Fénix, en la provincia nororiental china de Liaoning. Allí, uno de los frescos de la pared ha sido tapado con una pintura completamente diferente de la original. Sobre el antiguo mural budista aparecen ahora varias figuras taoístas con unos colores tan chillones que parecen dibujos animados. Las imágenes hablan por sí solas sobre el antes y el después de la “restauración”. Lo que la sala ha ganado en cromatismo lo ha perdido en valor histórico. Los expertos creen que pueden borrar el nuevo mural para salvar los frescos antiguos y restaurarlos, esta vez, en condiciones. Pero ya han dejado claro que jamás volverán a quedar como originales.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Fotos: Wujiaofeng 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie