guadix-panoramica-granada

¿Un desierto en Granada? Sí, esta y otras sorpresas al otro lado de Sierra Nevada

En la cara norte del Parque Natural de Sierra Nevada espera una de las comarcas más desconocidas de Andalucía, que nada tiene que ver con las montañas que se encuentran enfrente y a la que da nombre Guadix, famosa por sus casas-cuevas. Una ruta por ella va desvelando también valles secos, yacimientos arqueológicos y desiertos como el de Gorafe que son todo un descubrimiento.

por Manuel Mateo

Guadix es la puerta de entrada a esta comarca extrema y la defiende desde el siglo XI una vieja alcazaba, considerada uno de los más brillantes ejemplos defensivos de la civilización hispanoárabe de al-Andalus. A sus pies se halla la catedral, el gran edificio patrimonial de la comarca norte granadina, pero lo que más llama la atención son los cerros áridos y arcillosos que la rodean, coronados de chimeneas blancas y plagados de viviendas que se internan en la tierra. Son más de 2000 las cuevas que forman la llamada «ciudad troglodita», cuyo mejor resumen es el barrio de las Ermitas. Si las calles han buscado el acomodo natural de los cerros, las pequeñas puertas y minúsculas ventanas se insertan en la misma pared arcillosa. Esta arcaica forma de vida tiene sus ventajas, pues las cuevas mantienen una temperatura constante que no baja de los 20º ni sube de los 25º durante todos los días del año. Hoy algunas de estas viviendas veremos que han sido acondicionadas como alojamiento rural y otras como restaurantes de cocina tradicional.

VER GALERÍA

TAMBIÉN PUEDES LEER: Hoteles-cueva o el placer de dormir dentro de la tierra

PURULLENA

Siguiendo hacia el norte, el paisaje resulta cada vez más seco hasta llegar a Purullena, cuyas casas parecen modeladas por las arcillas de las cárcavas. Arcillas que ha hecho a la localidad famosa por su cerámica artística, decorada con pigmentos de azul cobalto. También a la cercana Benalúa, donde los vecinos se han empeñado en sacar de la tierra la humedad necesaria para que germinen las cepas con cuyas uvas se elabora un vino recio y temperamental.

VER GALERÍA

ESTACIÓN PALEONTOLÓGICA VALLE DEL RÍO FARDES

Hasta Fonelas, el camino está salpicado de cuevas. A solo 3 kilómetros del pueblo, en un paisaje de barrancos desnudos, abre sus puertas la Estación Paleontológica del Valle del río Fardes, en cuyo interior se almacenan miles de fósiles de grandes mamíferos de hasta dos millones de años de antigüedad. Observarlos es conocer cómo fue en aquel tiempo la fauna del sur peninsular: jirafas, mamuts, rinocerontes, guepardos y félidos con dientes de sable.

UN OASIS TERMAL

Entre tanta sequedad es reconfortante llegar al balneario de Alicún de las Torres (piscinastermales.com/) y disfrutar de sus aguas termales conocidas desde los tiempos de Roma. El complejo termal es como un oasis en mitad del paisaje semidesértico. Hay dólmenes que vinculan esta zona con la Edad de Piedra y una acequia natural conocida como El Toril, por donde descienden las aguas carbonatadas que crean travertinos, paredes de rocas blancas y fantasmagóricas formaciones calcáreas.

VER GALERÍA

EL DESIERTO DE GORAFE

Gorafe y su paisaje desértico quedan cerca. Diseminados por este municipio hay 240 dólmenes repartidos en 10 necrópolis, la mayor concentración de túmulos prehistóricos de España, donde las aguas del río Gor crearon una depresión natural y un corredor geográfico transitado desde el V milenio antes de nuestra Era. Para no perdernos, un centro de interpretación del megalitismo, un conjunto de casas-cueva y un puñado de senderos que salvan la depresión y conducen hasta el altiplano, donde conviene contemplar la caída de la tarde con el mismo asombro que debieron sentir los primeros pobladores que habitaron este inhóspito lugar.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

EL CASTILLO DE LA CALAHORRA

De Guadix hacia el sur descubrimos en una de las localidades más bellas de la provincia este castillo señorial promovido por la dinastía de los Mendoza cuyo patio interior es un alarde del renacimiento. Aunque es de titularidad privada es posible visitarlo los miércoles. Además del patio realizado con mármol de Macael, el recorrido incluye las mazmorras. Próximo a La Calahorra está el Puerto de la Ragua, la entrada más desconocida de Sierra Nevada, a 2000 metros de altura y nexo de unión entre la comarca de Guadix y las Alpujarras.

VER GALERÍA

PARA DESCANSAR

En Guadix está el Palacio de Oñate (palaciodeonate.com), un cuatro estrellas ubicado en un palacete señorial con amplias suites, restaurante temático y salones decorados con gusto. También en esta misma localidad, Yit Abentofail (hotelabentofail.com) es una casona señorial a solo un centenar de metros de la catedral, con habitaciones modernas y cada una decorada en un estilo único, que cuenta también con restaurante de cocina andaluza y propuestas más creativas.

La Casa del Desierto (lacasadeldesierto.es), un pequeño refugio fabricado en vidrio de alto rendimiento en el corazón de este desierto granadino. El proyecto de la empresa Guardian Glass se hizo famoso sobre todo tras su aparición en la serie Balck Mirror, de HBO, en su temporada 5 y es un lugar único para desconectar y observar las estrellas en un cielo limpio y despejado.

VER GALERÍA

A MESA PUESTA

A las afueras de Guadix se encuentra La Almazara de Paulenca (almazaradepaulenca.com), un complejo turístico en cuyo comedor sirven una cocina tradicional arraigada a la tierra. Posee hospedería y museo del aceite. En una cueva de la localidad encuentra acomodo La Tinaja (latinaja.es), brasería especializada en carnes a la brasa acompañadas de verduras tiernas de la comarca.

OTRAS RUTAS POR GRANADA

Escapada a la Alpujarra granadina

El paraíso mediterráneo está en la costa de Granada

Pueblos de Granada que enganchan de un vistazo

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie