sierra-espuna-murcia

Cómo descubrir Sierra Espuña, el corazón verde de Murcia

La manera más hermosa de conocer este parque regional es a bordo de un globo aerostático, mientras el sol asoma tras las montañas y sus deslumbrantes paisajes se despliegan bajo los pies. Pero la aventura por su insólita naturaleza no acaba aquí, la podemos completar con agradables caminatas y paseos en bicicleta.

por NOELIA FERREIRO

Entre el desierto pedregoso y el mar cristalino, entre los campos pardos y el Mediterráneo brillante, hay otra Murcia desconocida, alejada de su estereotipo de naturaleza árida. Es la del Parque Regional de Sierra Espuña, un territorio de espesos pinares que se abre como una mancha verde en el corazón de la región. Aquí, en este conjunto montañoso con picos que alcanzan los 1500 metros, en estos collados barnizados de leyendas, el paisaje lo dibujan humedales y llanuras esteparias, cañones y yacimientos arqueológicos, castillos y fortificaciones medievales.

 

- Secretos de Murcia, para ir más allá de La Manga del Mar Menor

 

A PIE O EN BICI

Con casi 18.000 hectáreas de extensión y una valiosa flora y fauna (está declarada Zona de Especial Protección para las Aves), Sierra Espuña resulta ideal para caminar o montar en bici. Para ello existe una red de 11 senderos señalizados, de los que podemos informarnos en el centro de interpretación Ricardo Codorníu (tel.968 43 14 30). Fue, precisamente, este ingeniero forestal quien decidió repoblar la zona con pino carrasco, conformando un inmenso bosque mediterráneo que abarca los municipios de Alhama, Totana, Mula y Aledo.

Durante los recorridos nos sorprenderán los hitos del parque: el valle del Leiva, el santuario de La Santa de Totana, distintos miradores –La Cabaña, Collado Bermejo, Collado Mangueta y Collado Pilón– y los famosos pozos de nieve, un vestigio histórico y cultural de los siglos XVI y XVIII, utilizados hasta el siglo XX para abastecer de hielo a las poblaciones cercanas y que son la esencia de este espacio protegido.

Y si te preguntan por Murcia, ¿cuáles de estos sitios citarías?

 

EN GLOBO

Pero si en tierra la ruta sorprende por su insólita belleza, nada puede compararse a lo que nos aguarda a vista de pájaro desde un globo aerostático, como los de la empresa AirGlobo (airglobo.com). Una aventura que se inicia al amanecer en el campo de vuelo de Totana y durante dos horas (160 €) permite descubrir desde las alturas las imponentes gargantas, acercarse a las paredes escarpadas hasta casi rozar los riscos y admirar el vergel que bañan los diferentes embalses.

La sierra entera se divisa desde el globo. Desde el Morrón de Espuña, el pico más alto, con 1585 metros, hasta el verde y profundo valle del río del mismo nombre. También las paredes del Leiva –tan propicias para la escalada–, el perfil del castillo de Alhama y la vega del Guadalentín, donde crece la afamada huerta murciana.

Hay un paisaje que, por su espectacularidad, se lleva la palma. Se trata de los barrancos de Gebas, un conjunto de cárcavas y cañones de yeso bañados por las aguas esmeraldas del embalse de la Rambla de Algeciras. Desde las nubes, este laberinto blanco y azul ofrece un aspecto lunar. Después, solo quedará el almuerzo campero, que tendrá lugar ya en tierra firme, para comentar la experiencia de flotar en el aire con Sierra Espuña bajo los pies.

 

- Los mejores destinos del mundo para montar en globo

 

RUTA DEL JURÁSICO

Más allá de la naturaleza, Sierra Espuña esconde otro tesoro: un rico patrimonio geológico y paleontológico. Importantes yacimientos como La Bastida, La Tira del Lienzo, La Almoloya o Las Cabezuelas han dado origen a un itinerario circular que discurre por las zonas más elevadas en busca de estos vestigios. Más corta y asequible es la Senda del Dinosaurio, indicada para hacer con niños, puesto que se adentra en el bosque, atraviesa un puente colgante y persigue la supuesta huella del animal prehistórico que le da nombre.

LUGARES PARA ALOJARTE

En El Berro, Bajo El Cejo (bajoelcejo.com) es una estupenda hospedería rural en pleno corazón de Sierra Espuña, construida sobre las antiguas casas de los carboneros y un pintoresco molino de agua. En Totana, una de las entradas del parque, está Jardines de La Santa (hoteljardinesdelasanta.com), un antiguo monasterio del siglo XVI con unas vistas espectaculares del entorno. Más sencilla, pero con mucho encanto, la Hospedería La Mariposa (hotellamariposa.com) al pie de los barrancos de Gebas.

Y PARA REPONER FUERZAS

El restaurante más antiguo de Sierra Espuña es La Perdiz (casasruraleslaperdiz.es) y está en Alhama de Murcia. Ideal para un almuerzo con estupendas vistas a la naturaleza, su especialidad es la cocina casera tradicional, sobre todo arroces a la leña y carnes a la brasa. Platos murcianos, sobre todo de interior, se sirve en el restaurante Sierra Espuña (tel. 968 66 80 90), en El Berro.

MÁS EN MURCIA...

Calblanque, el rostro más salvaje de Murcia

48 horas en Murcia, de plaza en plaza (y sin parar de picotear)

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie