asturias-Penarronda-playas

RUTAS EN COCHE

Playas, villas marineras y una senda costera, una ruta redonda por el occidente asturiano

El límite entre Galicia y Asturias lo marca la ría de Eo (de Ribadeo para los gallegos). Unos kilómetros más allá está la de Navia, y lindando ya con el concejo de Valdés, la playa de Barayo, reserva natural. Son las paradas de un recorrido delicioso por el litoral occidental asturiano sin perder de vista el mar.

por Esperanza Moreno

La ría de Eo es un tajo de 10 kilómetros que se abre camino entre Vegadeo y su desembocadura en el mar y a la que se van asomando playas de cantos y arena, suaves acantilados rocosos, bosque de eucaliptos y extensos humedales. Un valioso espacio natural que forma parte de la Reserva de la Biosfera, además de ser Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). El Puente de los Santos une las dos orillas de la ría. A un lado, Ribadeo y la Mariña Lucense; al otro, el litoral occidental asturiano que, entre Castropol y la playa de Barayo, da para una ruta de fin de semana llena de atractivos.

EL INICIO: LA VILLA MARINERA DE CASTROPOL

A esta villa se viene a disfrutar de la ría, a la que mira desde su promontorio; a recorrer su casco histórico adornado de preciosos palacios, casas blasonadas, capillas y plazas; a comer ostras. Pero, además, a conocer sus tres playas, sobre todo la de Penarronda, un largo arenal abierto entre acantilados y de gran valor ecológico por su delicado sistema dunar, que atrae más a surfistas que a bañistas.

VER GALERÍA

TAPIA DE CASARIEGO

Con buen sabor y en busca de otras playas surferas, llegamos en un santiamén a Tapia de Casariego, famoso por sus arenales y las buenas condiciones de sus olas, lo suficientemente bravas para que algunas de ellas, como la de Anguileiro o La Grande, sea escenario de campeonatos europeos de esta disciplina. No es la única, también brillan las de Mexota y Esteiro, Serantes y La Paloma, San Blas, El Murallón… Cuando se acaba el deporte, merece la pena admirar sus casonas y palacetes y después darse una vuelta por el coqueto puerto pesquero hasta el faro, donde sentarse a degustar en sus terrazas los riquísimos pescados y mariscos de la zona.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

VIAVÉLEZ Y MÁS

Siguiendo la A-8, o mejor la carretera N-634, que enfila más pegada a la costa, van surgiendo en el camino antes de llegar a Navia otras paradas: el castro de Cabo Blanco, la casi secreta Viavélez –una pequeña villa marinera con un puerto muy pintoresco–, los miradores de Viavélez y de La Atalaya y la playa de cantos de Pormenande, curiosa porque está unida por un tómbolo con el islote El Rego.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

NAVIA

Da nombre a la enorme ría en torno a la cual gira su vida y en la que cada año –y ya van sesenta– tiene lugar uno de los descensos a nado más famosos de España. Navia es una villa importante, con una historia a su altura, donde se impone descubrir su casco antiguo, admirar sus palacios y casas indianas, su puerto, caminar por el paseo marítimo que sigue la desembocadura de la ría hasta llegar a la playa.

Para quien quiera hacer ejercicio, saliendo de Navia en dirección al oriente podemos seguir la panorámica senda costera que corre paralela al abrupto litoral. Son 21 kilómetros de recorrido que pasan por la preciosa playa de Frejulfe, inmersa en un entorno de pinos y eucaliptos que le ha valido su declaración como monumento natural.

VER GALERÍA

PUERTO DE VEGA

Pocos minutos después está Puerto de Vega, donde conviven casas marineras con casonas solariegas, restos de su antigua muralla, alguna plaza medieval y una colección de palacetes de arquitectura indiana. También es un lugar de panorámicas, como las que regala el paseo del baluarte.

VER GALERÍA

PLAYA DE BARAYO

Esta excepcional playa de 700 metros es, para muchos, la más bonita de la costa occidental asturiana. Una inmensa ensenada de arena oscura que el río del mismo nombre parte en dos lenguas, formando en su desembocadura un bello estuario. Descendiendo la pasarela de madera que baja hasta la arena se contempla en todo su esplendor este enclave de alto valor ecológico con abundante vegetación, bosques, acantilados, marismas y dunas. Al fondo, la playa es territorio nudista. No se puede pedir más para poner el punto y final.

VER GALERÍA

MUY PRÁCTICO

Dónde dormir

En Figueras, en el Palacete Peñalba (hotelpalacetepenalba.com), una construcción modernista en medio de un inmenso jardín, obra de Cecilio Rodríguez, discípulo de Gaudí. Un paraíso natural y tranquilo, cuyo interior exhibe una decoración art decó.
En Navia, el gusto por el detalle y la decoración minimalista priman en Blanco Hotel Spa (Navia, hotelblanco.es), un cuatro estrellas con habitaciones dotadas con todas las comodidades. Restaurante miembro de la marca de calidad Mesas de Asturias y zona wellness.

Dónde comer

Las ostras, los mariscos y pescados son la especialidad de Peñamar (complejopenamar.com), este restaurante de Castropol que regenta la tercera generación de la misma familia en el puerto. Cocina de siempre actualizada con especial atención a la calidad de los productos, de temporada y proximidad en Palermo (restaurantepalermo.com), en Tapia de Casariego. En Navia, en La Barcarola, donde se degustan platos tradicionales asturianos en un ambiente rústico y familiar. Cocina creativa elaborada con mimo y productos de la tierra en el restaurante Regueiro (restauranteregueiro.es), ubicado en una casona indiana de Puerto de Vega.

OTRAS RUTAS EN COCHE POR LA COSTA ASTURIANA:

De Llanes a Castropol, una ruta por las villas y pueblos marineros más bonitos de la costa asturiana

De Candás a la playa de Verdicio: más al norte no se puede estar en España

Una ruta en coche inolvidable por los acantilados asturianos entre Cudillero y Luarca

Y ADEMÁS...

Los mejores planes en Asturias para un verano 10

Pueblos marineros para enamorarse de Asturias

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie