Planes de verano para Sanlúcar de Barrameda

Verano en Sanlúcar de Barrameda entre palacios, terracitas y carreras de caballos por la playa

Esta ciudad a 25 kilómetros de Jerez de la Frontera parece tenerlo todo. Posee una naturaleza feraz, la desembocadura del río mayor de Andalucía, un conjunto de playas donde se apaciguan las olas del Atlántico, una historia que para sí quisieran regiones enteras, unas bodegas con solera y un patrimonio monumental digno de las gestas que protagonizó. Ponemos cierto orden y te guiamos por ella.

by MANUEL MATEO PÉREZ

El centro histórico de esta villa gaditana es la plaza del Cabildo, salpicada de terrazas donde sirven los famosos langostinos, las tortillitas de camarones o el cazón en adobo, frito en abundante aceite de oliva virgen extra. Pero más allá de sus sabores, esta plaza es el epicentro de la historia de la ciudad, con uno de los puertos más activos del Atlántico y protagonista de las páginas más relevantes del descubrimiento del Nuevo Mundo. De aquí partió Cristóbal Colón en su tercer viaje a las Indias. Y de aquí zarparon en 1519 los navíos de Fernando de Magallanes que dieron la primera vuelta al mundo y cuya gesta finalizó Juan Sebastián Elcano en 1522. En la fachada del Ayuntamiento, en una de las calles que nacen de la plaza del Cabildo, hay unos azulejos que recuerdan aquel hecho. 

VER GALERÍA

Muchos de aquellos marinos y comandantes eran de aquí y tras enriquecerse en el Nuevo Mundo abrían casa en su ciudad natal, hermosas casonas y palacios barrocos de cuyos títulos y apellidos aún queda memoria. La ciudad barroca se esparce por un ordenado callejero, que se interrumpe de pronto cuando se trepa por el cerro que conduce hasta el castillo de Santiago, la inexpugnable fortaleza construida a finales del siglo XIV para defenderse de los enemigos que pululaban por las aguas de enfrente. Acoge en su interior dos museos, uno dedicado al traje de época y otro a las armas. Abre sus puertas de lunes a sábado y algunas noches hay visitas teatralizadas.

La iglesia de Nuestra Señora de la O es el gran templo de la ciudad y presume de su portada mudéjar y su bello artesonado. Había riquezas entonces para patrocinar este y otros monumentos. Lo atestigua el palacio ducal de Medina Sidonia, los señores de la villa, emparentados con reyes y grandes de España.

Los templos de Santo Domingo y La Merced, los baluartes y las casonas historicistas conforman un paseo que ha de terminar en Bajo de Guía, frente a las aguas del Guadalquivir y el Atlántico, a la caída de la tarde, en el mismo escenario donde se celebra en julio y agosto las famosas carreras de caballos, una fiesta de interés turístico internacional. En esas tardes los más veloces caballos y los más despiertos jinetes cabalgan con marea baja por la arena color canela de la playa cuando el sol cae para, a esas horas, alumbrar las tierras hermanas de América.  

VER GALERÍA

Y una buena idea es también, desde Sanlúcar, navegar por Doñana en el buque Real Fernando, que recuerda a aquel primer barco de vapor que a principios del pasado siglo recorría la desembocadura del Guadalquivir, desde Bajo de Guía hasta el coto de Doñana, ya en tierras de Huelva. Hoy el itinerario fluvial recorre las bellezas de uno de los parques nacionales más importantes de Europa. El buque atraca en el amarradero del coto y se visitan las playas vírgenes de Doñana. Existe además numerosos recorridos por el interior del soto, para lo que es posible contratar guías profesionales que se adentran en valiosas áreas de reserva, además de rutas en todoterreno.

VER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

Dónde dormir

En el Maciá Doñana (maciadonana.com), un hotel familiar y funcional situado en Bajo de Guía, frente a la desembocadura del Guadalquivir y el coto de Doñana. Cuenta con una agradable piscina de temporada. También en la

Posada de Palacio (posadadepalacio.com), que ocupa una casa solariega de estilo barroco con un hermoso patio en torno al cual se disponen sus confortables habitaciones. Tres estrellas llenas de encanto. Y otra buena opción es Barrameda (hotelbarrameda.com), el más céntrico de los hoteles de la localidad, que abre sus puertas en la calle Ancha, frente a la plaza del Cabildo. Es funcional y moderno y posee una hermosa terraza desde donde ver atardecer. 

Dónde comer

En Casa Bigote (restaurantecasabigote.com), un clásico de la gastronomía sanluqueña. Langostinos y cigalas recién llegadas a las lonjas, acompañadas por otras delicias como el estofado de choco o los pescados de roca.

Casa Balbino (casabalbino.es) es el templo de la tortillita de camarones. Está en la plaza del Cabildo y lo difícil es conseguir mesa en su terraza. La espera merecerá la pena aunque solo sea por degustar sus deliciosos fritos de pescado.

En La Lobera (restaurantelalobera.es) han hecho de los pescados del Atlántico un manjar difícil de superar. Atunes en cualquiera de sus modalidades, sushi y, para los más carnívoros, lomo alto de novillo argentino.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie