Serpientes y mordeduras de serpiente

por hola.com

Última revisión: 2010-04-09 por Dr. Juan Álvarez Orejón

¿Dónde hay serpientes?

Las serpientes u ofidios pueden encontrarse en casi todo el mundo, pero sólo un 15% de los aproximadamente 3.000 tipos de serpientes venenosas que existen son consideradas como potencialmente peligrosas para las personas. De ellas, la mayoría se encuentran en regiones cálidas (tropicales y subtropicales), viviendo en ecosistemas muy variados (desiertos, selvas, pantanos etc.). Algunas, que pueden tener venenos muy activos, viven en el mar.

En algunos lugares no hay, o son muy raras las serpientes venenosas, como por ejemplo en zonas frías (Alaska, Islandia) y en otras templadas o incluso cálidas (Irlanda, Hawai, Madagascar, Nueva Zelanda).

Sin embargo, en otros lugares como India o Brasil, el número de accidentes (muchos de ellos mortales) provocados por las serpientes es muy elevado.

Las serpientes

Las serpientes son reptiles. Esta clase de vertebrados incluye también a los cocodrilos, tortugas, tuataras (exclusivas de Nueva Zelanda) y lagartos (con los que están más cercanamente emparentados). Salvo excepciones (como el lagarto de Gila, del desierto de igual nombre del sur de EE.UU.), las serpientes son los únicos reptiles venenosos y por suerte, no todas ellas.

Las serpientes respiran por pulmones, tienen tres cavidades en el corazón y un cuerpo alargado y sin patas, cubierto de escamas y de una delgada película córnea que mudan varias veces al año.

Algunas serpientes pueden suponer un peligro para los seres humanos, no por su veneno, sino por su tamaño: boas, pitones o anacondas podrían estrangular a una persona, aunque muchos relatos al respecto deben verse con cierta reserva. En la práctica, las serpientes de interés médico son las venenosas, y de ellas, la mayoría pertenecen a cinco familias o subfamilias:

De interés

Vea en nuestra sección 'Salud del viajero' artículos relacionados:

¿Cómo evitar las mordeduras de serpientes?

Algunas recomendaciones que pueden resultar útiles son las siguientes:

Síntomas y señales de peligro

En caso de mordedura de serpiente, el riesgo de consecuencias serias depende de varias circunstancias, entre ellas:

Síntomas que aparecen rápidamente tras la mordedura
Síntomas que aparecen tardíamente

Localmente (en el lugar de la mordedura): hinchazón masiva de todo el miembro, incluso cuando la picadura se ha producido en un dedo. Aparecen ampollas en la piel y hemorragias bajo ella (subcutáneas y musculares). Puede haber coágulos en los vasos sanguíneos de la zona y necrosis en la piel y otros tejidos.

Síntomas generales: disminución progresiva del nivel de consciencia, vómitos, dificultad respiratoria, fiebre, disminución de la presión sanguínea, shock, hemorragia en las mucosas (por ejemplo en las encías), vómito de sangre, sangre en las heces o en la orina, parálisis (a veces de los músculos respiratorios) y alteraciones sensoriales.

Los venenos de las serpientes son generalmente una mezcla de varias enzimas y proteínas tóxicas, que tienen efectos diversos y complejos. Habitualmente actúan de tres formas diferentes (de una o de varias de ellas):

Pero además puede haber efectos locales o generales debidos a enzimas proteolíticas, o por alergia a los componentes del veneno.

Lo más normal es que los efectos sean una mezcla de varios de los mencionados y que haya reacciones complejas.

Primeros auxilios en caso de mordedura de serpiente
Vacunas

No existen vacunas contra el veneno de serpiente. Se debe estar vacunado (en los últimos 10 años) frente al tétanos y la difteria. Recuérdese que la mordedura de una serpiente, también de las no venenosas, puede infectarse y por ello precisará de cuidados locales.

Dr. Charlie Easmon, especialista en Salud Pública

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie