lux-getty

Los Grandes Duques de Luxemburgo renuevan su plantilla tras la polémica por el trato a los empleados

El informe Waringo cuestionó el funcionamiento y los gastos de la corte y puso de manifiesto el abandono de más de una treintena de empleados desde 2015

por Lara Fernández

El pasado mes de febrero, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, anunció que la Casa Gran Ducal iba a sufrir profundas reformas tras la polémica desencadenada por el conocido como informe Waringo -encargado por el exdirector de la Inspección General de Finanzas, Jeannot Waringo, y en el que se analizaban las cuentas y la organización de la institución-. Pues bien, ese momento ha llegado y el Palacio Gran Ducal va someterse a una profunda renovación y reestructuración, principalmente en lo que a su personal se refiere, en aras de una mayor transparencia y modernización.

Enrique de Luxemburgo contribuirá a la implementación de mejoras en la Corte a raíz del polémico informe

VER GALERÍA

Ya en dicho documento se hacía evidente la duplicación de cargos. Se establecía un sistema para la contratación de empleados, diferenciando entre 'oficiales' y 'privados' y se apartaba a la gran duquesa María Teresa de la toma de decisiones sobre el funcionamiento de la Casa Gran Ducal, principalmente en lo que respecta al personal de Palacio. Ahora la página web oficial de la institución ha publicado más de una quincena de ofertas de trabajo de muy diversa índole para suplir el aluvión de abandonos que se vive desde el año 2015. El informe Waringo llegó a cifrar la huida de empleados en medio centenar -de un total de 110 trabajadores- debido al tenso ambiente laboral

Sigue la polémica en Luxemburgo: Fiscalía investiga si hubo violencia física contra empleados de la Corte

VER GALERÍA

"La Casa Gran Ducal necesita tu talento. Preséntate hoy y únete a un equipo dinámico y comprometido", es el anuncio con el que la Corte ha invitado a todos sus seguidores a postularse en alguna de las candidaturas. Entre esos puestos se encuentra el de director de la oficina del mariscal, director de servicios públicos e infraestructuras, archivista, responsable de comunicación, responsable informático, responsable de protocolo, ingeniero informático, responsable de la biblioteca, jefe de recursos humanos, asistente de archivos, secretario de correos, asistente de oficina, asistente de recursos humanos, ayudante de cámara y agente. 

Esta lista de vacantes implica, por tanto, una remodelación considerable en el seno de la Casa Gran Ducal. Los cambios se unen al que se vivió el pasado mes de junio, con la contratación de la diplomática Yuriko Backes -exasesora de Jean Claude Juncker, expresidente de la Comisión Europea- como mariscal de la Corte. Y es que poco a poco Enrique de Luxemburgo y su familia van acatando las directrices -recomendaciones, más bien- del dossier de 43 páginas, tal y como advirtió que haría. 

Las claves del informe del que habla todo el mundo en Luxemburgo

VER GALERÍA

El Gran Duque emitió un comunicado para anunciar que acataría esas sugerencias, y lo hizo días después de difundir otro en el que salió a paso de las críticas hacia su mujer. "Se ha puesto injustamente en entredicho a mi esposa, madre de nuestros cinco hijos y abuela amantísima. Esto ha afectado a toda mi familia. ¿Qué sentido tiene atacar a una mujer? ¿A una mujer que defiende a las demás mujeres? ¿A una mujer a quien ni siquiera le está permitido defenderse?", se quejó en aquel momento. 

Loading the player...

Haz click para ver el documental de María Teresa de Luxemburgo, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie