Fallece la novia del hijo de la duquesa de Cornualles

Fallece la novia de Tom Parker Bowles, el hijo de la duquesa de Cornualles

La periodista Alice Procope tenía 42 años y fue diagnosticada de cáncer el pasado verano

por Belén Nava M.

La familia de la duquesa de Cornualles vive uno de sus momentos más difíciles por el fallecimiento de la novia de Tom, el  hijo mayor de Camilla. Tal y como ha contado a Daily Mail una fuente cercana, el crítico gastronómico "está devastado" por lo cruel que puede ser la vida al tener que despedirse de manera temprana de Alice Procope, la nieta del vizconde de Ingleby con la que llevaba dos años de discreta y feliz relación. La exreportera, que era conocida profesionalmente como Alice Horton, tenía 42 años y ha muerto en su domicilio tan solo siete meses después de saber que padecía cáncer.

VER GALERÍA

-El príncipe Carlos recuerda los orígenes de su familia en su visita oficial de Grecia

-Lo que no ha contado 'The Crown': el encuentro secreto de Carlos de Inglaterra y Carmen Thyssen

Desde el entorno de la pareja cuentan que el diagnóstico llegó el pasado mes de agosto, pero que para entonces "ya era demasiado tarde". Además, explican que esta demora se produjo en parte debido a la crisis sanitaria derivada del coronavirus y en este sentido indican que "eso es lo realmente cruel porque habrá muchos otros como ella". No en vano, muchas pruebas, intervenciones y revisiones han quedado pausadas desde la primera ola de la pandemia, que sigue avanzando por todo el mundo. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió de que la COVID había tenido un impacto catastrófico en el tratamiento del cáncer.

Alice compartía actualmente su día a día con Tom Parker y, aunque no formaron una familia juntos, ambos aportaban a la relación niños de matrimonios anteriores. Alice estuvo casada con Robert Procope, nieto del baronet Sir Robert Wigram, con quien fue mamá en tres ocasiones teniendo así a Katherine, Wilfred y Georgia. Por su parte, el hijo de la duquesa de Cornualles dio el "sí, quiero" a la editora de moda Sara Buys (se separaron en 2018) junto a la que vivió en el barrio de Shepherd's Bush con la que dio la bienvenida a Lola y Freddy.

VER GALERÍA

Su refugio en esta nueva y complicada etapa

Con toda seguridad, Tom, de 46 años, tendrá en su familia un gran apoyo para el duro proceso que tiene por delante de recomponerse de esta pérdida. Siempre ha tenido una buena relación con su madre y también con el marido de esta, con el que se ha deshecho en halagos en más de una ocasión, como recuerda la prensa británica. "Todo lo que te preocupa de tus padres es que están felices y mi madre está excepcionalmente feliz en este momento. Siempre he adorado a mi padrastro; siempre ha sido un hombre amable, bueno y encantador, con inteligencia y humanidad", decía del príncipe Carlos. Además, comentaba que, debido a que ocupa el primer puesto en la línea sucesoria y es por tanto heredero al trono, "si alguna vez sucede, será un Rey fantástico".

VER GALERÍA

Otro de los refugios del primogénito de Camilla y Andrew Parker Bowles (también tuvieron una hija más pequeña llamada Laura) podrá ser el trabajo. Tom es un apasionado del mundo de la gastronomía gracias a su madre, de la que ha dicho que es una experta entre fogones. Así, convirtió esto en su profesión y en la actualidad es crítico gastronómico en varios medios de comunicación, donde hace además entrevistas a diferentes profesionales del sector. Ha publicado ocho libros de cocina y también tiene presencia en la pequeña pantalla ya que ha presentado algunos programas de esta temática y ha participado como juez en concursos tan populares como MasterChef.

 

 

 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie