Infanta Cristina

En ¡HOLA!, la infanta Cristina y su hija, Irene, entre los invitados a la boda de Philippos de Grecia y Nina Flohr

La hija de los reyes Juan Carlos y Sofía está muy unida a sus primos griegos y no quiso perderse la ceremonia

por hola.com

El príncipe Philippos de Grecia, de treinta y cuatro años, y la heredera suiza Nina Flohr, de treinta y tres, se casaron, el pasado sábado, en una ceremonia civil, en el hotel Badrutt’s Palace, en Saint-Moritz. Philippos es el hijo más pequeño de los Reyes Constantino y Ana María de Grecia y Nina es hija del magnate de la aviación Thomas Flohr. La pareja se casó a solas con sus padres como testigos, como puedes ver en las imágenes en exclusiva que te ofrece ¡HOLA! de esta semana. Luego, una treintena de invitados disfrutaron de un almuerzo. La boda reunió a la Familia Real griega al completo y también asistió la infanta Cristina, prima del novio, acompañada por su hija, Irene Urdangarín, que ya tiene quince años. En el último número de la revista, ya a la venta en tu quiosco habitual, encontrarás todas las fotografías. 

Así es la vida de la infanta Cristina al cumplir los 55 años

VER GALERÍA

VER GALERÍA

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA A PARTIR DEL MIÉRCOLES EN EL QUIOSCO O COMPRA AQUÍ, DISPONIBLE TAMBIÉN A PARTIR DEL MIÉRCOLES

Doña Cristina siempre ha estado muy unida a sus primos griegos, al igual que sus padres. La Reina Sofía es tía carnal de Philippos, y el Rey don Juan Carlos y la infanta Elena fueron los padrinos de bautizo del príncipe heleno. Esta boda representa la unión de dos dinastías: una real y otra económica. El padre de Nina, Thomas Flohr, ha hecho una gran fortuna gracias a Vista Jet, una empresa que cuenta con una flota de más de cincuenta aviones Bombardier Global y Challenger con los que transporta a 'ciudadanos globales' a todos los rincones del mundo. De hecho, Flohr fletó varios aviones para la boda y los puso al servicio de su nueva familia política. 

VER GALERÍA

En la revista ¡HOLA! de esta semana podrás conocer todos los invitados que asistieron al enlace, así como todos los detalles de esta boda real sorpresa, celebrada en una exclusiva estación de esquí muy significativa para los novios, ya que allí han pasado muchos inviernos. Este año, varias royals se han apuntado a la tendencia de casarse en secreto debido a las restricciones derivadas de la pandemia. La princesa Beatriz de York, la archiduquesa Eleonore de Habsburgo o la princesa Euphelma de Bután son solo algunos ejemplos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie