Mario Pascual Vives, abogado de Urdangarín: 'Los rumores de un distanciamiento entre los duques de Palma en absoluto son ciertos'

por hola.com

Mario Pascual Vives, abogado de Iñaki Urdangarín ha comparecido ante los medios de comunicación para hablar de las reuniones que ha tenido este fin de semana en Barcelona con el duque de Palma, quien el pasado miércoles llegaba a la Ciudad Condal y después de estar unos días, anoche ya se encontraba en Washington. “Estamos analizando el contenido del sumario”, contaba el letrado, quien no ha dado más detalles del caso, pero ha dicho que han estado “trabajando del sol a sol” y que su cliente “está más tranquilo tras este encuentro” y que “está deseando declarar”.

 

VER GALERÍA

 

La fecha de su declaración ante el juez, tras ser imputado por presuntas irregularidades del Instituto Nóos, organización sin ánimo de lucro que presidió hasta 2006, es el próximo 25 de febrero, en Palma de Mallorca, y según Pascual Vives, Urdangarín afronta este día “con coraje”.

 

VER GALERÍA

 

Respecto a la relación de Iñaki Urdangarín con su mujer, la infanta Cristina, el letrado dice que le consta que tiene todo el apoyo de su esposa y que los rumores de un distanciamiento entre ambos tras su imputación, “en absoluto son ciertos”. Además, el duque de Palma “no se siente utilizado por ser el marido de la Infanta” y que tanto "física como internamente es una persona fuerte" y se encuentra "bien".

 

VER GALERÍA

 

Respecto a los delitos que se le imputan a su cliente, de malversación de fondos públicos, fraude, falsedad documental y prevaricación, Pascual Vives no ha querido dar detalles de cómo afrontan la defensa, pero sí ha dejado claro que cree a Urdangarín. “Creo en la inocencia de mi cliente”, afirmaba rotundamente. También ha querido apuntar que las sociedades de su cliente han pagado muchos impuestos y que, en cualquier caso, debe ser la Agencia Tributaria la que debería indicar si ha abonado fiscalmente lo suficiente.


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie