El príncipe Ali de Jordania se casa con la reportera de la CNN Rym Brahimi

por hola.com

Después de la boda del [príncipe Felipe] de España con la destacada periodista y presentadora de TVE doña [Letizia Ortiz], ahora le ha tocado el turno a un hijo del Rey Hussein, el príncipe Ali, que se va a casar también con otra periodista; en concreto, con Rym Brahimi, gran reportera, que ha trabajado en la CNN. La boda se celebrará el próximo 7 de septiembre, y según hemos podido saber, el deseo de los futuros esposos es que sea una ceremonia muy sencilla e íntima. Se celebrará, por supuesto, en presencia de los Reyes Abdalá (hermano del novio) y Rania de Jordania, pero los novios han decidido que en vez de la tradicional y fastuosa fiesta nupcial, se distribuirá el dinero que supondría tal celebración en forma de una ayuda en alimentos para gente necesitada de Jordania. Así, y durante tres días de principios de septiembre, más de 5.500 familias, entre las más pobres repartidas por todo el Reino, recibirán por parte de la Corte Real un donativo, que representará para ellos alimentación para seis meses.

Fue en Amman, a comienzos de la guerra de Irak, cuando Ali y Rym Brahimi se conocieron, por pura casualidad al parecer... Corresponsal de la cadena americana en la oficina de Londres y de Bagdad desde hacía seis años, Rym Brahimi acababa de ser expulsada de Irak por el régimen de Sadam Hussein. Entonces ella encontró refugio en Jordania. El flechazo entre la destacada periodista y el hermanastro del Rey Abdalá II fue inmediato.

El príncipe Ali, tercer hijo del difunto Rey Hussein, tenía sólo dos años cuando su madre, la Reina Alia, encontró la muerte en un accidente de helicóptero en febrero de 1977. Diplomado por la Universidad de Princeton y la Academia Militar de Sandhurst, Ali es jefe de seguridad de su hermanastro el Rey Abdalá. Rym es argelina por su padre, Lakhdar Brahimi, ex ministro argelino de Asuntos Exteriores, nombrado enviado especial de la ONU en Irak por Kofi Annan, y croata por su madre. Ella habla fluidamente árabe, inglés, italiano y francés. Sin embargo, esta mujer de acción y coraje ha escogido dimitir por amor. Al día siguiente de su compromiso, el pasado 23 de abril en París, ella declaró que su situación «hubiera planteado un conflicto de intereses». No obstante, el príncipe Ali ha querido recalcar que su futura esposa «trabajará pronto en Jordania como periodista».

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie