Muere Juliana de Holanda a los noventa y cuatro años

por hola.com

Con un escueto comunicado, que deja vislumbrar la tristeza de la Familia Real Holandesa, el Gobierno de Holanda anunció a primera hora de la mañana la muerte de la 'Reina Madre' holandesa. Según los portavoces oficiales, la madre de la reina Beatriz murió en el palacio de Soestdijk, a la edad de noventa y cuatro años (la anciana hubiera cumplido noventa y cinco el próximo treinta de abril).

Hija de Reina y madre de Reina
La princesa Juliana, que ascendió al Trono de Holanda el 6 de septiembre de 1948, reinó durante treinta y dos años. El 31 de enero de 1980, en un comunicado que se retransmitió por radio y televisión, la soberana informó que el día de su cumpleaños abdicaría a favor de su hija Beatriz, aunque siempre, hasta su último aliento, seguiría sirviendo a su pueblo.

La Princesa sucedió a su madre, la reina Guillermina. Por la fuerza, y sentido de la responsabilidad de estas mujeres, Holanda se convirtió en el único país de Europa con una línea de sucesión a la Corona femenina. Y ha sido así por más de cien años. Aunque la princesa Juliana pudo asistir con alegría a la boda de su nieto, el príncipe Guillermo, con [Máxima Zorreguieta], y conocer a su bisnieta, la princesa Amalia, se la echará profundamente en falta en los próximos acontecimientos familiares: la boda de su nieto, el príncipe Friso, el próximo 24 de abril; y el bautizo de la futura Reina de Holanda, el 12 de junio.

Tres décadas al servicio de Holanda
Nació sabiendo que algún día sucedería a su madre, la reina Guillermina, en la dura tarea de gobernar. Pasó su infancia de palacio en palacio: Het Loo, Noordeinde y Huis ten Bosch, en La Haya. Sus padre, la reina Guillermina y el príncipe Enrique, se preocuparon por dar a su hija la más exquisita educación.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie