Bebé con abrigo de peluche©AdobeStock

Bebés

¿Y ahora, qué debería hacer mi bebé? ¿Cuáles son hitos del desarrollo psicomotor?

Estos son los hitos del desarrollo psicomotor que tu hijo irá logrando durante sus primeros meses de vida.

El primer año de vida de nuestros hijos es muy emocionante por varios motivos. En primer lugar, los primeros meses serán especiales ya que el conocimiento y adaptación entre los papás y el bebé es primordial. Comenzarás a saber cómo son los gestos de tu hijo, a diferenciar sus distintos tipos de llanto, qué le pone de buen o de mal humor… creará su propia personalidad y vosotros aprenderéis a conócerle.

Durante estos meses veréis cómo la evolución del niño es tan rápida que va a pasos agigantados y casi no os daréis cuenta cuando de repente ya estará jugando con sus peluches o sentándose solito. Son tantos los hitos a nivel psicomotor a los que un bebé se enfrenta desde el momento en el que nace, que es la época de su vida en su desarrollo es mucho más veloz que en el resto de etapas.

 

Qué es el desarrollo psicomotor

Saber que tu hijo tiene que ir cumpliendo una serie de metas puede ponerte un poco nervioso cuando tarda más de lo estipulado como normal; esto se traduce en muchas dudas para los padres, que empiecen a cuestionarse todo… ¿qué es lo siguiente que tiene que hacer?

Para resolver las preguntas más frecuentes sobre las etapas del desarrollo motor de un bebé, hablamos con la doctora Laura Álvarez (@lapediatralaura), pediatra de atención primaria especializada en nutrición infantil y lactancia materna, que para comenzar nos explica que: “El desarrollo motor es un proceso continuo y dinámico mediante el cual se adquieren habilidades motoras con el fin de lograr la independencia física y funcional mientras se produce la maduración del sistema nervioso. Va de la mano de la adquisición de habilidades cognitivas, emocionales y sociales, por ello sería más adecuado hablar de desarrollo psicomotor”.

El niño necesita incentivos para alcanzar estos hitos ya que no depende solo genéticamente de ello. Adquirirlos y alcanzarlos es fundamental que sea con ayuda de su ambiente y su entorno, y particularmente con la motivación de sus padres, su principal estimulo, otras personas de la familia, educadores…: “Es necesario ofrecer y no privar a los niños de una serie de estímulos que le permitan un desarrollo psicomotor óptimo. Interactuar con sus cuidadores, con juguetes, con su propio cuerpo, con la comida…les permitirá observar, copiar, experimentar e ir adquiriendo los diferentes hitos del desarrollo psicomotor, así como refinar las habilidades adquiridas y desarrollar todo su potencial”, explica la pediatra.

Etapas del desarrollo psicomotor durante los 2 primeros años

Cada niño es un mundo y son muchos los factores que pueden variar en el desarrollo motor de un bebé a otro. Para saber cuáles son los hallazgos que solemos encontrar por edades, concretamente hasta los 2 años, de forma orientativa, según la pediatra son:

Pasado el primer mes

Puede que empiece a elevar la cabeza momentáneamente cuando está boca abajo, fija la mirada y sigue objetos 90 grados. Empieza a abrir las manos momentáneamente, aunque la mayor parte del tiempo suelen estar cerradas con el dedo pulgar incluido.

2-3 meses

Sostiene la cabeza, pero aún puede que de manera inestable. Utiliza el agarre palmar, se mira las manos, empieza a llevárselas a la boca, las junta en la línea media. Sigue objetos 180 grados.

4 meses

Buen control de la cabeza. Boca abajo se apoya en los codos, levanta el tórax y la cabeza. Puede empezar a voltearse. Extiende el brazo para coger un objeto y empieza a tener coordinación visuo-motora.

No te lo pierdas: Cómo debe dormir un bebé recién nacido

6 meses

Mantiene la posición sentada con apoyo. El 50% ya se voltea. Se coge los pies. Transfiere objetos de una mano a otra.

9 meses

Mantiene posición sentada sin apoyo y se sienta solo. Suelen gatear o desplazarse de manera autónoma. Puede que se mantenga de pie con apoyo. Capaz de explorar objetos más pequeños.

12 meses

Se mantiene de pie sin apoyo. Puede dar pasos con o sin apoyo. Libera voluntariamente objetos. La pinza manual es más precisa y puede que empiece a señalar con el dedo.

15 meses

Ha empezado a caminar. Se agacha y se pone de pie sin apoyo. Puede construir torres de 2 cubos y hacer garabatos.

18 meses

Sube escaleras de la mano, da patadas a un balón, salta con los dos pies. Puede construir torres de 3-4 cubos y pasar hojas de un libro.

2 años

Sube y baja escaleras sin alternar los pies. Corre. Construye torres de 5-6 cubos, desenrosca tapones.

Niño jugando©AdobeStock

Las comparaciones, ¿son buenas?

Como decíamos, los padres solemos preguntarnos mucho qué es lo que debe hacer el niño según el mes de vida, pero ya no solo son las dudas internas son las que nos acechan, sino que, además, cuando comparamos a nuestros hijos con otros niños de su edad (y no hacen lo mismo), ¡ahí, sí que es cuando entramos en pánico!: “La variabilidad del desarrollo en los niños es amplia y puede ser tan normal que empiece a caminar a los 11 meses que a los 17 meses. Las revisiones de salud del niño sano tienen como finalidad poder detectar cualquier desviación que se aleje de la normalidad y poder intervenir de manera temprana si fuera necesario. Por ello, ante cualquier duda, siempre es importante consultar con tu equipo de salud”, aconseja la pediatra.

No te lo pierdas: ¿Qué evalúa el reflejo de Babinski en los bebés?

Debes ponerte en alerta cuando…

  • 3 meses: no sostiene la cabeza, manos persistentemente cerradas, asimetría en los movimientos de los brazos o piernas o de la postura.
  • 6 meses: no se mantiene sentado con apoyo, no coge cosas voluntariamente.
  • 9 meses: no se mantiene sentado sin apoyo, no transfiere objetos de una mano a la otra.
  • 12 meses: no se pone de pie con apoyo, manipulación de objetos torpe, repetitiva, asimétrica.
  • 18 meses: no camina, no sube escalones gateando, no señala con dedo índice.