Dolor ciática embarazo©AdobeStock

Embarazo

Cómo tratar el dolor de ciática durante el embarazo

Te ayudamos a identificarlo, a saber por qué aparece y cómo puedes aliviarlo con ejercicios y masajes en casa

El dolor en la parte baja de la espalda es una de las molestias más comunes durante el embarazo. Pero puede complicarse si se extiende hacia la cadera, las piernas e, incluso, llegar hasta los pies. Es un dolor que nos anula, nos impide movernos con agilidad y su origen se encuentra en el nervio ciático. Quizás no podamos eliminarlo, pero sí aliviarlo. Y desde casa. Para ello, hablamos con Iraia Lekue, fisioterapeuta de LactApp Clinic, quien nos dice por qué se produce, cuáles son los síntomas que pueden ayudarnos a identificarlo y responde a esa pregunta que todas nos hacemos: ¿cómo podemos dormir mejor?

Por qué se produce el dolor de ciática durante el embarazo

Según Iraia Lekue, durante el embarazo se producen multitud de modificaciones físicas en la mujer, entre los que se encuentran:

  • Diferentes cambios de peso a lo largo de la gestación.
  • Un importante aumento de presión.
  • Cambios en el centro de gravedad de su cuerpo.
  • Alteraciones en la postura del cuerpo.
  • Distensión de los músculos abdominales y, sin duda,
  • No podemos olvidarnos de la acción de las hormonas, en particular, de la relaxina.

Todos estos, en conjunto, “son los motivos que generan un desequilibrio e inestabilidad en la pelvis que, consecuentemente, puede llevar a que el nervio ciático se comprima en exceso”. Es lo que se denomina falsa ciática o síndrome del piramidal. A raíz de todos estos cambios, el músculo piramidal se tensa, se contractura y pinza, a su vez, el nervio ciático. Ahí es cuando aparece el dolor.

Cómo puedo identificar el dolor de ciática

En palabras de nuestra experta, “este dolor puede variar mucho de una mujer embarazada a otra, pero por lo general, los síntomas de alerta más comunes y ante los que debes actuar son”:

  • Hormigueo en la parte baja de la espalda.
  • Adormecimiento o dolor en el glúteo, pudiendo darse en un lado o en los dos.
  • Dolor e irradiación por la parte posterior de la pierna que puede llegar, incluso, hasta el pie.
Mujer embarazada sobre pelota de fitball©AdobeStock

Tratamiento del dolor de ciática en casa

Para poder aliviar el dolor de ciática en casa, como afirma Iraia Lekue, “debemos intentar mantener una pelvis libre, sin presiones y evitando la presión continua en esa zona”. Por tanto, el reposo absoluto está totalmente desaconsejado en la ciática si estás embarazada. Cualquier movimiento, por muy pequeño que sea, aliviará esta sintomatología. A partir de aquí, hay cuatro recomendaciones que nuestra experta nos comenta como muy beneficiosas:

  1. Una de las herramientas que tenemos que utilizar para trabajar el dolor de ciática es una pelota fitball o pelota de Bobath. Con ella, podemos realizar ejercicios sentándonos encima enfocadas a la liberación articular, como rotaciones o movimientos laterales.
  2. El yoga, los estiramos de espalda y piramidal o de los glúteos también nos pueden ayudar mucho a flexibilizar la parte pélvica y descongestionar la presión que asume esta zona.
  3. Aplicar calor local también puede ayudarnos a mitigar un poco la molestia.
  4. Y, por supuesto, el masaje local. Para ello, ayúdate de una pelota de tenis usada. Con ella, puedes conseguir aliviar la radiación que provoca la ciática.

Cuál es la mejor postura para dormir si tengo ciática

Lamentablemente, como nos afirma nuestra experta, “no hay una manera o postura ideal para poder dormir si aparece este dolor de manera intensa, todo dependerá mucho de cada mujer”. Sin embargo, si que podemos intentar mejorar nuestro descanso con estos dos trucos que nos cuenta:

  • Si dormimos de lado, es muy recomendable colocar una almohada entre las piernas. De esta forma, equilibramos las presiones de la pelvis y logramos mantener la espalda lo más erguida posible.
  • Si preferimos dormir boca arriba, lo mejor es poner una almohada debajo de las rodillas, quitando presión de nuevo de la pelvis y también de la región del piramidal.