Rocío Gil vestida de novia

Rocío Gil se casa con un entallado vestido de corte sirena y cola de volantes en tul

La nieta de Jesús Gil le ha dado el 'sí, quiero' a Philip Pérez-Cirera Roy con un original diseño de inspiración flamenca

por Paula Callejo

Septiembre está siendo un mes de lo más especial para muchas parejas dentro y fuera de nuestras fronteras, y es que, tras más de un año de incertidumbre, poco a poco van regresando las bodas y las celebraciones que tanto hemos echado de menos. Hoy son varios los novios que ponen el broche de oro a su historia de amor dándose el 'sí, quiero', como Elena Furiase y Gonzalo Sierra, María Corsini y Diego Osorio o Rocío Gil y Philip Pérez-Cirera Roy. La nieta de Jesús Gil, el mediático exalcalde de Marbella, fue sorprendida por Philip en verano de 2020, cuando le pidió matrimonio con Venecia como romántico escenario de fondo. Hoy, un año después de aquel inolvidable momento, ha pasado por el altar en la Real Basílica de San Francisco el Grande (Madrid), y ha escogido para su gran día un look nupcial de inspiración flamenca.

VER GALERÍA

Aires del sur

Rocío ha llegado a la iglesia del brazo de su padre, Jesús Gil Marín -quien llevaba un chaqué y chaleco de flores a juego con su mujer-, luciendo una gran sonrisa y desvelando su secreto mejor guardado: el vestido de novia. Se ha decantado por un diseño de escote halter que dejaba la espalda al descubierto, una creación de corte entallado y silueta sirena que realzaba su espectacular figura. Inspirado en la estética flamenca para rendir homenaje a sus raíces andaluzas, agregaba una llamativa cola decorada con una cascada de volantes de tul que evocaba a los trajes tan típicos del sur de España. De hecho, es obra de la cordobesa Juana Martín, quien también es conocida por su moda flamenca. 

Todas las veces que el vestido de novia de Grace Kelly inspiró a 'celebrities' y princesas

VER GALERÍA

Un look de belleza muy fiel a su estilo

Ha lucido su larga melena oscura en un semirrecogido ondulado realizado por Rafael Maqueda coronado por un tocado de flores blancas del que partía un clásico velo en tul ilusión que cubría su rostro a su llegada al templo. Ha apostado por un maquillaje efecto buena cara muy natural que potenciaba su bronceado obra de Menchu Benítez y, para completar, ha sumado unos pendientes colgantes de brillantes y ha escogido un ramo que combinaba eucalipto y lirios blancos. 

- Vestidos de novia sencillos: todas las tendencias que llegan para quedarse

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie