Mantón de Manila para novia e invitadas

El mantón de Manila, ¿la tendencia inesperada de novias e invitadas en 2021?

Analizamos el éxito del accesorio más popular del ropero festivo español y explicamos de qué forma estará presente en los looks nupciales de este año

por Estrella Albendea

Cada año nuevas tendencias salen a la luz al mismo tiempo que otras se quedan en el olvido. Si hubiera que destacar algunas de las que triunfarán en las bodas de este 2021 podría decirse que los enlaces de tipo íntimo, los vestidos de novia sencillos, el largo tobillero en diseños con un punto especial, los slip dresses o la decoración con aire silvestre serían los más destacados. A esta lista de opciones más buscadas se ha sumado también, en los últimos meses, el mantón de Manila, desde su versión original hasta formatos en los que se intuye su inspiración. Este accesorio tradicionalmente ligado a la vestimenta flamenca y a estilismos para eventos, ha vuelto a resurgir en el armario de novias e invitadas y parece que su éxito va a tener un largo recorrido. Su estética ha inspirado algunos de los looks más icónicos de las redes sociales y son muchas las que se plantean recuperarlo en las celebraciones de las próximas temporadas.

- Todas las tendencias en tocados de novia e invitada que llevarás en 2021

La moda como vía de escape

¿A qué se debe el creciente interés por este complemento? Lo cierto es que el mantón de Manila siempre ha sido una pieza a tener en cuenta entre quienes vestían de invitada, especialmente si se trataba de una creación de tradición familiar. Sin embargo y a pesar de varios intentos por parte de celebrities e influencers por volverlo a poner de moda, en los últimos años, salvo contadas excepciones, había caído en el olvido y se reservaba a las ‘matriarcas’ de grandes familias o a las jóvenes que asistían a galas o eventos excepcionales. Todo apunta a que en las bodas íntimas de 2021 resurgirá no solo para acompañar vestidos a todo color, sino integrado como parte del mismo diseño.

Consecuencia del escapismo que se busca en la moda, con el fin de poder desconectar de las circunstancias que invaden la vida cotidiana, se están recuperando gestos y propuestas de estilo repletas de color, alegría y simbolismo. Lo explicaba así Wes Gordon, director creativo de Carolina Herrera, al referirse a su más reciente colección como una búsqueda de la “alegría de vivir”. Por ello, en una escala que midiera la teatralidad, en la que en un extremo estaría el minimalismo más absoluto y en el otro los diseños con tul, la inspiración dieciochesca y otras opciones llamativas, podríamos poner al mantón en el centro, pero más cercano a esos diseños vibrantes. Es decir, el popular complemento sería uno de esos que dan "alegría de vivir". Para hacer frente a la normalidad y a ciertos sentimientos de incertidumbre que nos invaden, en 2021 la moda sirve de vía de escape, un método de desconexión de las situaciones difíciles, también en eventos y bodas celebradas este año.

- El fenómeno 'Hangisi' o por qué el zapato de novia de Carry Bradshaw sigue arrasando

Un curioso pasado y presente artesanal

Es así como este mítico accesorio nacido en China y cuyos orígenes se remontan al año 1600 y 1046 a.C se ha vuelto de actualidad. La historia de esta pieza está ligada a España, pero es en el gran país oriental donde nació. Durante siglos, desde el año 2000 a.C, su población era toda una experta en el tratamiento de la seda, pero guardó el secreto porque desvelarlo estaba severamente penado. España descubrió el potencial de estas creaciones ya en siglo S.XVI a causa de los barcos que llegaban al puerto de Sevilla, que iniciaron su ruta en Manila, a donde los mercaderes chinos transportaban sus diseños. Ahora firmas y artesanos como Juan Foronda, Ángeles Espinar, Artesanía Nava y otras casas de reciente creación como Alter Manila, tienen este accesorio como eje central de su propuesta.

- La curiosa historia que hay detrás del velo y la mantilla, dos clásicos del mundo nupcial

La fascinación por estas creaciones llega hasta nuestros días y las invitadas a todo color volverán a desempolvar sus mantones de cara a la primavera y el verano. Las estilistas y expertas en el sector apuestan por los contrastes para invitadas, buscando una combinación de color inesperada que favorezca a cada mujer y aporte más elegancia si cabe al resultado final. Ejemplo de este mix clásico de vestido midi y mantón es el look que se encuentra sobre estas líneas, ideado por La Champanera, con un vestido de Cho Atelier en tonos amarillos y mantón de Artesanía Nava en un vibrante azul.

- Lencería y batas de novia para soñar con bodas preciosas este 2021

El mantón integrado en el vestido

No obstante, el principal valor diferencial que parece haber hecho resurgir la tendencia entre las novias, de forma diferente a otras temporadas, es el hecho de integrar el mantón en el vestido: que este sirva de base, de inspiración o forme parte de la falda del diseño. Prueba de ello es la propuesta de Lina 1960, la firma sevillana de moda flamenca que publicó en sus redes sociales un look 'todo al blanco', un conjunto de blusa bordada y mantón a modo de falda, ideal para novias e invitadas.

- Sobre cómo la moda flamenca inspira los vestidos de novia del 2021

También convence el modelo a medida que Sofía Delgado ideó para una novia que buscaba un resultado muy especial y lo encontró haciendo de un mantón blanco el material principal de su diseño, el auténtico protagonista. Así lo explica la firma en sus redes sociales: “Reyes con mantón tradicional patronado a modo de falda actual”. El resultado no podía ser más elegante, diferente y sencillo, quizá por ello se hizo viral.

- Por qué los pendientes 'vintage' enamoran a las novias más románticas

Otra versión de esa unión y retroalimentación entre el propio vestido y el mantón de Manila la encontramos en el top de un diseño que salió del taller de Romancera. La propuesta, ligera, cómoda y muy favorecedora, dejaba ver en la camisa con lazadas en el puño un conjunto de bordados con motivos muy similares a los que protagonizan los mantones de Manila. El original look ha convencido a las expertas y, además, por su sencillez y comodidad, es perfecto para una boda de aforo reducido, como las de los primeros meses de este año. 

- Pendientes a todo color para novias e invitadas o cómo ser original de forma discreta

¿Tienes uno? Así debes conservarlo

Quizá viendo el previsible éxito del mantón los próximos meses haya invitadas que se planteen sacarlo del baúl. Para no caer en sorpresas desagradables y poder llevarlo sin miedo a arrugas inesperadas, manchas que requieren de tratamientos delicados y otros detalles que afectan a su cuidado, Juan Foronda indica en sus redes sociales cómo se debe conservar este accesorio. “No importa si se guarda doblado o dejándolo caer, pero debe estar envuelto siempre en tela o papel”, explican. Aconsejan, además, sacarlos de su caja al menos dos veces al año, con el fin de que se aireen y no se mantengan las arrugas. “Para volverlos a guardar se debe hacer con dobleces diferentes a los que ya tenían, ya que la seda es un tejido natural y vivo y no debe tener mucho tiempo los mismos pliegues”. Por último, avisan que para su limpieza mejor confiar en profesionales.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie