Imagen 3/32
María de Villota, embajadora de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou

María de Villota, embajadora de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou

María de Villota ha dado un paso adelante en su nueva andadura implicándose socialmente y se ha sumado a un nuevo proyecto de ayuda a niños con enfermedades neuromusculares (especialmente mitocondriales), a través la Fundación Ana Carolina Díez Mahou. Vivir una situación tan complicada y extrema como la que vivió María después del accidente sufrido en el aeródromo de Duxford (Reino Unido), le hizo replantearse su vida. Tal y como ella ha comentado: “Esta carrera la he ganado yo porque estoy viva”. Dentro de estos nuevos planes y habiéndolo sufrido en primera persona, ha decidido dedicar parte de su vida a otras personas que padecen enfermedades y necesidades de todo tipo. María ha tomado la decisión de colaborar con esta Fundación por dos razones fundamentales: por el reciente fallecimiento de un familiar suyo con esta enfermedad, que fue ayudado y atendido por esta fundación y la apuesta por un grupo social tan desfavorecido como son los niños, con un tipo de enfermedades consideradas “raras”: las enfermedades neuromusculares.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie