Días de playa en verano, también para las personas con movilidad reducida

Días de playa en verano, también para las personas con movilidad reducida

Bañarse en la playa puede ser una misión imposible para personas con movilidad reducida, especialmente aquellas que dependen de una silla de ruedas, pero poco a poco van proliferando las playas que disponen de puntos de baño accesibles destinados a estos usuarios, que ya ascienden a 34 en Almería. Ascensión Luque conoce de sobra estas dificultades, su médula está dañada desde su nacimiento y la silla de ruedas siempre la ha acompañado. "Cuando era pequeña, mis padres solían cogerme en brazos para llevarme a la playa", explica esta diplomada en Ciencias Empresariales, de 37 años, pero a medida que iba creciendo se iba haciendo más difícil desplazarla, "la silla se hundía en la arena" y los días de playa terminaron para ella. "Antes no podía ir a las hogueras en San Juan ni a las barbacoas que hacían mis amigos", lamenta, hasta que hace "unos seis años" comenzaron a crearse estas zonas accesibles en Almería y se acabaron los domingos en casa para ella.