Imagen 3/31
Los Príncipes Juan y Guillermo de Luxemburgo niegan estar relacionados con los atentados de los 80 en el juicio por el caso 'Bommeleeër'

Los Príncipes Juan y Guillermo de Luxemburgo niegan estar relacionados con los atentados de los 80 en el juicio por el caso 'Bommeleeër'

Los dos Príncipes de Luxemburgo, Juan y Guillermo negaron ayer su relación con los atentados de los 80 en Luxemburgo, durante el juicio por el caso 'Bommeleeër' celebrado en esa misma ciudad. El juicio intenta aclarar una serie de atentados en Luxemburgo donde hubo cuatro muertos durante los años1985 y 1986 y cuyos autores se desconocen aún. En 2005, un testigo anónimo reveló que supuestamente el príncipe Juan, hermano del gran duque Enrique, habría estado involucrado en los hechos. Con esto el juez ha decidido que declare como testigo, al igual que su hermano el príncipe Guillermo, el cual según el testimonio de dos antiguos policías, también habría colaborado en la ejecución de los atentados. El Príncipe Juan, contó con la ayuda de Hélène Vestur, su ex esposa, quien presentó al tribunal una coartada que exculparía al Principe del caso. Según el Príncipe que renunciara a sus derechos dinásticos fue por una decisión estrictamente personal debido a que sus padres no aceptaron su matrimonio con Vestur, zanjando así las especulaciones que apuntaban que el Príncipe Juan había sido apartado de la linea sucesión por su presunta implicación en el caso Bommeleeër. En cuanto al Príncipe Guillermo su interrogatorio duró diez minutos y afirmó ante el juez que a causa de un accidente de coche en el año 2000 ha perdido gran parte de la memoria. Y que es incapaz de recordar momentos como los de su boda o el nacimiento de sus tres hijos, por lo que tampoco recuerda nada de los atentados. La Casa Ducal, previamente a la declaración de los dos Príncipes, envió un comunicado a los medios de comunicación en el que se complacía de que aquellos pudieran finalmente testificar. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie