Imagen 10/27
La gran fiesta de ‘Coldplay’ llena de color Barcelona

La gran fiesta de ‘Coldplay’ llena de color Barcelona

Luces de colores, fuegos artificiales, cañones disparando confeti y pulseras iluminadas en las muñecas de 55.000 personas ya auguraban una gran fiesta, pero si quien la protagonizaba es Coldplay la celebración puedía alcanzar niveles muy elevados, y eso es lo que pasó anoche en Barcelona. El concierto fue una descarga de energía y buen rollo, con la que el público vió recompensada la paciencia que ha tenido que tener para soportar los estrictos controles de seguridad previos, algo que se ha hecho habitual en los acontecimientos multitudinarios desde los atentados de París. La euforia se desató con canciones como "Hymn for the Weekend", en la que las pantallas han dibujado figuras caleidoscópicas propias de un viaje con drogas psicodélicas. Pero también hubo momentos de más recogimiento en los dos escenarios pequeños, situados en el medio de la platea y el extremo opuesto al escenario principal, donde Coldplay se ha mostrado como una banda sencilla, formada por cuatro músicos que no necesitan luces de colores para tocar sus melodías de estribillos diáfanos. Tras dos horas de fiesta, la celebración acabó como empezó, con confeti, fuegos artificiales, felicidad, alegría y el estadio entero saltando al ritmo de "A Sky Full of Stars".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie