Imagen 16/23
El frío ¿le sienta mal a tu piel?

El frío ¿le sienta mal a tu piel?

Termómetros bajo cero y un único comentario en la mayor parte de España: '¡Qué frío!'. Tu piel también sufre los efectos de estos rigores invernales, y sabes que las bajas temperaturas no son las mejores amigas de tu cutis. Pero, ¿sabes por qué? Una de las principales razones es que una de las características comunes a todos los climas invernales es la falta de humedad, agravada por el uso de la calefacción. El aire seco no duda un instante en tomar agua de donde puede, incluida tu piel. Por eso, la consecuencia estética más directa del ambiente seco es la deshidratación de la piel, que queda áspera y rugosa. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie