Imagen 26/29
Sarah Ferguson asegura que sus hijas no quieren que se vuelva a casar

Sarah Ferguson asegura que sus hijas no quieren que se vuelva a casar

A ciertas edades, no son los padres, sino los hijos, quienes tienen voz y voto sobre la vida de uno. Así, lo reconoce Sarah Ferguson que, doce años después de su divorcio del príncipe Andrés, considera improbable que vuelva a casarse, porque sus hijas no quieren que lo haga. La Duquesa, que cumplió 49 años la semana pasada, asegura que ella está perfectamente contenta con su vida tal y como es, y que no ve en el matrimonio una meta en sí mismo. Una postura aplaudida por sus hijas, la princesa Beatriz, de 20 años, y la princesa Eugenia, de 18, que consideran que sería una absoluta equivocación que su madre se casara de nuevo. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie