El día en que la princesa Diana se convirtió en la mejor atleta para ayudar al príncipe Harry

El día en que la princesa Diana se convirtió en la mejor atleta para ayudar al príncipe Harry

La princesa Diana ha destacado siempre por ser una madre excepcional, dedicada al cuidado de sus hijos y a brindarles una vida lo más normal y cotidiana posible. Los príncipes Harry y Guillermo protagonizaron imágenes muy divertidas en las numerosas excursiones y actividades que realizaron con su madre. Pero hubo un día en que el foco de atención no estuvo en los hijos del príncipe Carlos, sino en Lady Di, quien se saltó algunas normas protocolarias para ayudar a sus hijos en unas jornadas especiales que organizaba su escuela anualmente. Durante uno de los días deportivos, los alumnos debían realizar una serie de ejercicios para convertirse en los vencedores de la competición. No obstante, en 1991 el príncipe Harry fue superado por alguno de sus compañeros de clase durante una carrera de sacos. Ante la tristeza de su hijo, la princesa Diana no se lo pensó dos veces y se lanzó a la pista como hicieron el resto de madres. VER NOTICIA >>