Imagen 5/11
El príncipe Harry llega a la Antártida para su expedición benéfica

El príncipe Harry llega a la Antártida para su expedición benéfica

El príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, llegó ayer a la Antártida, donde tratará de aclimatarse a las bajas temperaturas antes de iniciar una caminata con esquís de 334 kilómetros por el Polo Sur con fines benéficos. Según informan hoy los medios británicos, Harry, de 29 años, está preocupado por el efecto del mal tiempo en la expedición de Walking With The Wounded (Caminando con los heridos), en la que compiten doce participantes, divididos en tres equipos. Harry, que se encuentra en la base militar Novo de la Antártida con otros participantes en la caminata benéfica, declaró a la cadena de televisión británica ITV que al parecer el tiempo "va a empeorar pero intentaremos hacer lo que podamos". Los participantes en la caminata con esquís, la mayoría soldados heridos, andarán entre 15 y 20 kilómetros al día, con temperatura ambiente de hasta 45 grados bajo cero y vientos cercanos a los 100 kilómetros por hora, con el objetivo de llegar el 16 de diciembre a su objetivo en el centro geográfico del Polo Sur. En 2011, esta organización también hizo una expedición similar en el Polo Norte, en la que Harry tomó parte en el primer tramo, por lo que la del Polo Sur será la primera vez que permanecerá con el equipo durante todo el trayecto.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie