Imagen 3/36
¿Puede el embarazo afectar a nuestra forma de pensar?

¿Puede el embarazo afectar a nuestra forma de pensar?

La transformación de nuestro cuerpo cuando nos quedamos embarazadas es algo que nos preocupa mucho y sobre lo que nos informamos al máximo antes incluso de ponernos a ello. Además, son muy visibles y, aunque no tengamos gran interés, todos podemos enumerar unos cuantos. Y los cambios fisiológicos también: en el primer trimestre, por ejemplo, aparecen las náuseas y la fatiga durante la mañana o el sueño a por la tarde. Sin embargo, se producen un tercer tipo de cambios que están ahí, pero en los que no pensamos ni antes ni muchas veces durante el propio embarazo: son los cambios psicológicos. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie