Imagen 18/28
La Sirenita de Copenhague, víctima de la provocación

La Sirenita de Copenhague, víctima de la provocación

La Sirenita de Copenhague, una de las principales atracciones turísticas de la capital de Dinamarca, ha vuelto a ser objeto de actos vandálicos relacionados con la religión y la política. El pasado domingo, la famosa estatua amaneció vestida de musulmana, con el chador típico del Islam. Los agentes de policía retiraron con rapidez el atuendo, pero dio tiempo a que la noticia corriera como la pólvora desatando de nuevo la polémica surgida con la nueva ley danesa que prohibirá el uso del velo islámico en el país. Pero ahí no quedó la cosa. Al día siguiente, la escultura de Edvard Eriksen inspirada en el cuento de H.C. Andersen apareció vestida con la capucha de la organización racista Ku Klux Klan. La propuesta hace días de trasladar a "Lille Havfrue" a un lugar seguro fue rechazada ya que es considerada una semi diosa que protege a la ciudad de invasiones y tragedias.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie