Alberto II y Paola se despiden de los belgas con un pequeño viaje nacional

Alberto II y Paola se despiden de los belgas con un pequeño viaje nacional

Alberto II y Paola, que el domingo cederán el testigo como reyes de Bélgica a su hijo Felipe y su esposa Matilde, han iniciado un viaje de tres días por el país para despedirse del pueblo belga. Los todavía reyes de Bélgica se han reservado los últimos días como soberanos para despedirse directamente de los ciudadanos después de haber hecho lo propio con los miembros del gobierno, los ministros presidentes de las distintas comunidades y los ex primeros ministros del país. Los últimos actos de Alberto II como rey coinciden con los preparativos de la abdicación, que por tradición belga no incluirá grandes fastos ni invitados de otras casas reales.